L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

sábado, 11 de octubre de 2008

Liderar.

Dice Neil Strauss (Style) que leer todos los días un periódico puede mejorar enormemente tus habilidades como seductor. Estoy completamente de acuerdo; este artículo no hace sino traspasar al ámbito de la seducción los comentarios de Lluís Bassets adjunto al director de El País sobre la falta de liderazgo en la política económica de la Unión Europea y sus demoledores efectos sobre la crisis económica. Su tesis se resume en que la falta de confianza de inversores y particulares europeos se debe a que nadie sabe quién dirige la UE y hacia dónde la dirige. Toda una falta de liderazgo.

Liderar es dirigir.



Carine Roitfeld, directora.

Hay una concepción muy extendida que ve a la mujer como un castillo fortificado al que el hombre debe conseguir entrar. No me gusta esta metáfora porque presenta a hombres y mujeres en trincheras distintas cuando están en la misma. Y, sobre todo, porque entrega todo el liderazgo a la mujer. No lo parece porque no es un liderazgo activo sino pasivo, pero si se analiza se ve que es la mujer la quien dirige la interacción porque es ella quien decide dejar pasar o no al hombre.

Esta concepción la siguen los hombres que continuamente buscan alguna señal de aprobación en la mujer antes de mover ficha. Por mucho que crean tener el control de la interacción es la mujer quien manda porque el hombre no va a actuar si no tiene indicios de que no va a ser rechazado, es la mujer quien con sus señales decide cuando debe moverse el hombre.

Yo prefiero ver la seducción como una carrera en la que hombre y mujer tienen el mismo objetivo: llegar a la meta. Ahora, aunque el objetivo sea el mismo hombres y mujeres somos distintos y adoptamos distintas estrategias. En concreto el hombre tiene la función de marcar el ritmo y llevar la ruta mientras que la mujer le proporciona apoyo. Tanto uno como otro tardarían más separados, ella por falta de "liebre", él por ausencia de apoyo. Otro día podemos hablar de a qué me refiero cuando hablo del apoyo de una mujer a un hombre pero hoy me centraré en la conducta de la mujer frente al hombre que "corre" junto a ella.

En este ejemplo es el hombre el que dirige y la mujer se limita a ir detrás "chupando rueda". En consecuencia es el hombre quien marca el ritmo cuidando no ir demasiado rápido, y dejar detrás a la chica, ni demasiado lento, lo que hará que la mujer le deje por otro que no le retarde la marcha.

¿Puesto en práctica? Significa olvidarte de esperar a que la mujer te haga una señal para abordarla, para mostrar interés o para besarla. Deja de buscar autorizaciones. Por el contrario continuamente debes estar dando pequeños tirones, permanentemente subiendo el ritmo y viendo como reacciona. Si la chica reacciona bien continúas subiendo niveles, si ves que ella no está cómoda con la subida ralentizas la marcha para que se habitué y lo intentas más tarde. Como puedes ver así eres tú el que diriges, no es ella la que te da el aviso para avanzar sino que tú das el paso de subir y luego ves si ella lo sigue. Es ella la que adapta su comportamiento a ti, no tú a ella.

Esta estrategia se basa en un gran juego interno porque siempre que la mujer reacciona bien a una de esas micro-escaladas tú te ves obligado a salir de la zona de confort e intentar una nueva micro-escalada. Pero volvemos a un tema recurrente en mi filosofía de seducción: el juego interno lo quieres para arriesgar y aguantar. Para arriesgar en cada una de las micro-escaladas y para resistir los intentos que fracasen e intentarlo de nuevo.

Por último no hay que olvidar que en ocasiones es la chica quien toma la iniciativa. ¿Afecta eso a tu liderazgo? No, siempre que mantengas el control de a donde quieres ir. A veces es una gozada dejarse llevar pero siempre hay que tener un ojo abierto para asegurarse que la chica te lleva a donde tú realmente quieres ir.

Liderar es saber lo que se quiere y cómo conseguirlo.



Rosario Nadal en la portada de octubre de la edición española de VanityFair espeta: se lo que quiero y se como conseguirlo.

Lo peor que te puede pasar con una mujer es que ella piense que no sabes lo que quieres.


A) Saber lo que se quiere.
Demuestras que sabes lo que quieres cuando intentas conseguir lo que quieres y lo intentas con determinación.

1) Intentarlo. Si realmente quieres una cosa no se entiende que no intentes conseguirla. Siempre que dudas si dar un paso o no lo que estás dudando es si quieres lo suficientemente esa cosa como para sacrificar otra. Por ejemplo dudas qué prefieres si 100€ o unos zapatos. En el caso de la seducción tienes miedo a mostrar interés porque temes que su rechazo te duela. Aunque no seas consciente entre la chica y tu autoestima con lo que te quedas es con esta última.

Seducir siempre implica tomar riesgos, es una apuesta en la que pones en juego tu autoestima para obtener a la chica. Si tienes claro que lo que quieres es a la chica no dudas en arriesgar tu autoestima, no es algo con lo que disfrutes haciéndolo pero no hay otra forma de conseguir a la chica y tienes muy claro que tú lo que quieres es a la chica.

2.- Determinación. Muchas veces se dice que lo más aprecian las mujeres es la seguridad, no es del todo cierto: es la determinación el mayor afrodisíaco para una mujer. La confusión se debe a que normalmente las personas con determinación están muy seguras de si mismas. Pero no siempre, hay casos de personas tímidas e inseguras que, no obstante, tienen una gran determinación para conseguir lo que se proponen. Y es la mezcla de timidez con determinación es explosivamente atractiva para las mujeres así que no tengas miedo en las mujeres te vean tímido siempre que te vean con determinación.

Saber lo que se quiere no solo se demuestra intentándolo sino intentándolo con determinación. Alguna vez has visto a esas personas que se acercan al agua y meten un pie para ver cómo están y se meten muy poco a poco. Lo que les sucede es que no están dispuestos a pasar frío a cambio de bañarse, dicho de otra manera: bañarse no es lo que más desean. Por contra si te mueres de ganas por un baño, y mojarte es la cosa que más deseas en el mundo te metes en el agua de golpe y sin preguntarte cómo estará. Actúas con determinación.

Con las mujeres igual. Si realmente lo que quieres es seducirla actúas con determinación. No con cautelas y asegurándote antes de cada paso que pisas terreno sólido. Como dice Horace Engdahl, secretario de la Academia Sueca, sobre los Premios Nobel "Con las decisiones del premio pasa como con los besos, no hay que pedir permiso antes ni disculpas después".

¿Determinación o táctica suicida? La diferencia entre actuar determinadamente y actuar suicidariamente es la misma que hay entre deseo y obsesión. Si deseas algo actúas con determinación para conseguirlo, si estás obsesionado con algo empleas tácticas suicidas. Determinación es tomar riesgo de modo que si, por causas imprevistas, algo sale mal te caes con todo el equipaje. Táctica suicida es cuando tomas tantos riesgos que a menos que suceda algo extraordinario te la metes.

B) Saber cómo conseguirlo.

No significa tener una receta mágica y estar convencido de su infalibilidad sino no confundir medios con fin y esforzarse.

1.- Medios y fines.

Mucha gente no da el paso de intentar conseguir su sueño si no tiene completamente planificado cómo hacerlo. Es decir no hace algo hasta que realmente sabe cómo hacerlo. Están confundiendo medios con fines porque están orientando su comportamiento no a la consecución de un fin sino a la obtención de un método con el que supuestamente obtendrán su fin.

Fracasan o bien porque cuando tienen su plan listo es demasiado tarde o porque el plan no funciona como esperaban, y créeme que siempre aparecen problemas imprevistos, lo que hace que se bloqueen. Estaban seguros mientras tenían un plan, ahora que el plan se ha demostrado ineficaz están perdidos. Tienen cero liderazgo.

Por contra tener liderazgo supone tener claras una serie de ideas básicas: lo que quieres, lo que no quieres y un esbozo de cómo lo vas a hacer. Y sin mayores equipajes te pones en marcha. La seducción tiene mucho de improvisación, continuamente tomas riesgos y las situaciones arriesgadas ya se sabe que se saben como empiezan pero no cómo acaban. Rectificar en movimiento es una de las reglas de oro de la seducción, y para poder rectificar se requiere no ser muy rígido con las estrategias y tener muy claro que el objetivo es la chica no aplicar el Mystery Method de A1 hasta S3.

Conclusión: si tienes claro lo que quieres ponte en marcha, apréciate lo suficiente para creer que serás capaz de improvisar una solución. Eso es parte de saber lo que se quiere y saber cómo conseguirlo.

2.- Esfuerzo
La clave del éxito está en el trabajo duro. Seducir como otras tantas cosas en la vida no es algo que siempre se obtenga a la primera y fácilmente. Requiere mucho esfuerzo y constancia. Cuando alguien dice sé lo que quiero y sé como conseguirlo se refiere a que sabe lo que quiere y está dispuesto a luchar por ello, a sacrificarse y pasarlo mal para conseguirlo. ¿Masoquismo? No, el liderazgo es así. Capacidad de liderazgo significa capacidad de sufrimiento.

En resumen, liderar significa tomar la iniciativa, tener determinación y capacidad de sufrimiento. Ahora que ya sabes lo que es liderar no esperes más para comportarte como el hombre que quieres ser.

Hoy os traigo dos vídeos, uno de un grupo no muy conocido pero sensacional Fountains of Wayne con Stacy Mum donde aborda el tema de la madre súper buena de la que todo el curso está enamorada Como segunda opción un extracto de Retrospecter donde con el humor surrealista típico de la Hora Chanante nos dan unos consejillos para ligar "a cascoporro".





10 comentarios:

Marcos dijo...

Grata sorpresa este sabado ver un nuevo articulo Mario. Me ha parecido especialmente interesante sobre todo las referencias a la determinación y al juego interno. Entiendo que te refieres a persistir aun cuando no percibas una señal clara de la chica, a que mientras no diga que no hay que entenderlo como un si o, al menos, como un si condicionado. A mantenerse en el rumbo indiferente a los obstaculos que pueda interponer. En cuanto a cambios de ritmo y tactica, esta bien tener un plan, es cierto, pero aun es mejor que sea lo bastante flexible para adaptarse a imprevistos. Solo una cuestion, resulta dificil encontrar la linea donde el deseo deviene en obsesion. Saludos MdD

Fran dijo...

Entonces los indicadores de ibterés de que sirven.

Saludos

Ryder dijo...

Hola Mario:

Muchas gracias por este artículo. Realmente me viene muy bien en este momento, porque me estoy dando cuenta de que siempre he sido de esas personas que lo analizan todo antes de actuar: elegir la carrera perfecta, el ordenador adecuado... o el momento perfecto para abordar a una chica y las palabras correctas.

Por tanto, soy de esas personas que intentan evitar el error a toda costa.

Quizás ser analítico me ha ayudado en muchas cosas, pero desde luego es terrible para tener éxito con las mujeres. Creo que voy a arriesgar más sin tener muy en cuenta el resultado, voy a demostrar más mi masculinidad y no me voy a flagelar si la chica me rechaza. Es lo que también recomiento a los demás lectores.

No sé si se permite una sugerencia, pero hay un libro llamado "The book of Pook", que es una compilación de artículos escritos por Pook en el foro sosuave. Ahí trata este tema también. Se puede descargar libremente, tan sólo hay que hacer una búsqueda en Google y sale.

Gracias.

Ryder.

Mario di Domenico dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Marcos, la diferencia entre riesgo y temeridad es algo que trataré en breve.

Fran, hoy estamos sarcásticos, ¿eh? Te diré lo que no son los idis o iois, no son señales para lanzar un ataque sino la confirmación de que tu estrategia funciona y que debes seguir con el ataque.

ryder, te entiendo a la perfección. Yo también me paso de analítico.
Claro que se permiten recomendaciones (siempre que respeten la normativa sobre derechos de autor). Tiene muy buena pinta The book of Pook, yo me lo voy a leer desde luego.

Un abrazo, MdD

Salmonete dijo...

Mario,

Sin duda cada articulo te superas a tí mismo. De veras, este ya es para imprimirlo y guardarlo.

Que grande!

cyberprimo dijo...

El IDI pues es un IDI no =)señal de que vas por buen camino.

Yo siempre e visto eso de liderazgo como la forma en que se conduce un estratega y com tal te importa un rabano lo que hagas por llegar a tu objetivo, para merecer hay que sufrir (no siempre pero se esta mentalmente dispuesto e ello)

muy buenos videos mario y ni se diga del post sensacional =) mas claro no se puede.

Sevillano de Granada dijo...

Hola Mario:

Esto es muy revelador.

Recordando...

"Si esperas a que la chica te de señales consistentes de interés vas listo" -foro de Sex Code: lógica retroactiva-

"La mujer atractiva tarda en exteriorizar su aprobación"-Tú mismo-

"Buscar su validación es fatal"

Aún así tenía en la cabeza la imagen de Mario Luna de que con las mujeres esto es como un semáforo verde: AVANZA; ámbar: PRECAUCIÓN; rojo: STOP.

Y ahora pones bien clarito que las IDIS (por favor, usa la terminología SexCode, me lío con la de Juggler)son el resultado (favorable)a nuestros avances.

Que los avances son previos!

Esto le da la vuelta a todo.

Y explica muchas cosas, como el triunfo del "golfo" al ir directo a la parte sexual de las TB.

Bien, en qué lugar queda ahora el calibraje?

¿En CUÁNTO escalar cada vez? (No si sí o si no: siempre sí)

¿En saber en qué momento estamos- orden para decir/hacer las cosas? ¿Y en saber CÓMO avanzar? (Minicurso Juggler, obviamente)

Exagerando un poco... ahora lo que la TB piense conscientemente vale un pimiento y lo que importa son sus interruptores sexuales, que ella no domina y son la "situación". La montaña a escalar.

¿Primero dispara y luego calibra?

Un saludo.

Mario di Domenico dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Salmonete me halagas, siempre he procurado hacer de la contínua mejora una constante en toda mi vida. Por cierto, qué ricos están los salmonetes.

Cyberprimo muy bueno tu comentario. Los vídeos son geniales, por cierto es Hora Chanante y no Chayante. Tengo que cambiarlo.

Sevillano de Granada, la métafora del semáforo no es mala. Simplemente que en lugar de esperar para moverte a que esté verde avanza a menos que lo veas rojo. Y, en mi opinió, el semáforo solo está rojo si la mujer se marcha: las mujeres dicen no con los pies.

¿El calibraje? siguiendo el ejemplo de la pareja corriendo el calibraje hace falta para no poner un ritmo tan duro que deje descolgada a la chica. Yo propongo microsubidas contínuas y el calibraje consiste en observar si la chica reacciona bien con la escalada o mantener el ritmo, insisto en lo de mantener, cuidado con bajarlo. Tú eres el líder no un dictador, tienes que calibrar para saber marcar un ritmo con el que la mujer se sienta cómoda.

¿Primero dispara y luego calibra? en cierto modo sí. Siguiendo con el ejemplo del disparo, piensa en una de esas pruebas de la policía en que disparan a un muñeco y le tienen que dar en varias partes del cuerpo. Primero disparan a un brazo, si le dan pasan a la pierna si no le dan repiten el disparo hasta que le den al brazo o se les acabe el tiempo. Igual en la seducción, si intentas pasar de nivel y la chica no te deja tú vuelves a intentarlo así hasta que la chica acceda o se marche. Si accede intentas una nueva escalada, así hasta llegar a donde quieras.

Una brazo, MdD

Quiz ut Deus dijo...

El punto A) Desde luego SABER LO QUE SE QUIERE, no creo que haya algo más importante que esto. Si ya está bien interiorizado, el resto es sólo una cuestión de reproducir aquello de lo que ya estás convencido.

Gracias por el artículo Mario.

Un fuerte abrazo.

Arcángel

Anónimo dijo...

mario me encanta lo que escribis,tenes una vision que comparto casi totalmente.tus articulos tienen una profundidad que muy pocas paginas que tocan el tema de abordar a una mujer tienen.gracias!!!!