L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Je t'aime, moi non plus.


Hace unos meses escribí un artículo con este mismo título. Nunca debí hacerlo, siempre me pareció una completa mierda que nunca debí poner negro sobre blanco ni mucho menos publicar. Hoy por fin puedo purgar ese pecado con este artículo y sus dos inmediatos predecesores: ¿cómo superar el rechazo inicial? y mujeres difíciles de seducir.


Last day of glory de The kills. El vídeo no tiene mucho que ver con el tema de hoy pero me apetecía poner a The Kills. Jamie Hince merece un respeto, no solo toca todos los instrumentos del grupo (que se reducen a una guitarra y varios pedales) sino que además se tira a Kate Moss. Bastante más de lo que muchos pueden llegar a soñar.



Una de mis técnicas favoritas es tomarle el pelo a las mujeres, pero no en el sentido de engañarlas sino de bromear con ellas irritándolas con pequeñas tonterías. En inglés se dice to tease y es un verbo que frecuentemente usan los maestros seductores norteamericanos (no estadounidenses, que muchos son canadienses!!!), aquí es un concepto que brilla por su ausencia.

Podría definirse como una falsa descalificación al cuadrado en cuanto que la chica percibe que la descalificación no es real, que realmente no la desapruebas. Entonces ¿dónde está su fuerza? En que dejas un poso de duda sobre el atractivo de la mujer porque dices "he visto tus defectos, no me importan pero que sepas que los he visto". Es como un "no pasa nada", una afirmación bastante alarmante.

Es un truco que me gusta especialmente por ser enormemente útil, no solo te permite salir triunfante de situaciones complicadas sino que te permite estimular y relajar a las mujeres.

Tomar el pelo como salida de un callejón sin salida.

Hay ocasiones en los que las mujeres tienen una actitud en la que sin rechazarte te piden que te cualifiques. Es una posición intermedia entre el rechazo y la aceptación, algo así como aprobar un examen con baja nota. En estos casos es obvio que no puedes cualificarte pero ¿hasta que punto ser agresivo? La chica tampoco te ha descalificado, al menos aún, con lo que una afirmación de desinterés puede ser descompensada y contraproducente.

Una muy buena solución es tomar el pelo a la mujer, una de forma de decirle "no te pases". Darla a entender que sientes simpatía por ella pero no la suficiente como para que se te pasen por alto sus defectos. Demostrarla que no solo no piensas cualificarte sino que puestos a justificarse tal vez ella debería comenzar.

Me pasó hace unos días, estaba hablando con una mujer que en medio de la conversación me soltó:
- Menudo día más aburrido que has tenido
- Viniendo de una persona a la que le gusta el cine español lo considero un piropo.

Veis el espíritu burlón al que me refiero. Fortalezco mi marco al mostrar indiferencia por ella pero no la ataco porque ella sabe perfectamente que algunos de mis directores favoritos son españoles aunque mi opinión media del cine español no pase del aprobado.

Tomar el pelo para estimular y crear complicidad.

Tomarle el pelo a una mujer no solo es útil para en la lucha de marcos sino para generar atracción en la mujer. No es absoluto pero a las mujeres les gusta este juego de lanzarse dardos envenenados, de ver quien caza al otro o quien hace el comentario más ingenioso.

En este sentido debo advertirte que es frecuente que la mujer te devuelva el golpe (sin descartar que sea ella quien lo inicie). Frente a esto es esencial que demuestres de un lado seguridad en ti mismo riéndote de ti mismo y en segundo lugar ingenio para vencer esta lucha, esto es: no se trata de evitar que ella haga comentarios sobre ti o castigarla por ello sino de tener un comentario mejor, y subsidiariamente ser capaz de reírte de ti mismo cuando ella gane la partida.

De esta forma no solo fomentarás tu atractivo sino también crearás una conexión con ella. Cualquiera que lo vea desde fuera pensará que os lleváis mal pero todo lo contrario, tenéis tal compenetración que solo vosotros os enteráis.

Una última advertencia, dentro de la teoría del palo y la zanahoria esta técnica iría en la parte del palo. Es algo que nunca puedes olvidar porque aunque no lo parezca estas bromas debilitan el ego de la mujer y un exceso puede hacer que la mujer te vea como un tío cansino. Se trata de ser un desafío, no un pesado.

6 comentarios:

Cyberprimo dijo...

Intesante teoria del palo y la zanahoria, ya me imagine a las chicas como conejitas playboy y yo con una bata zanahoria jajaja =)

Muy buen post tio me identifico con ese estilo de darles caña y hacerles la vida imposible en el buen sentido, mis amigas dicen que soy un insensible que por que no cedo a presiones ni tonterias de cualquier tipo (lo curioso es que ahi siguen XD)

Es mas eso de los picones le da un toque bonito ya que las mujeres son como adictas a los comentarios ingeniososy a que no les hagan la pelota.

Arcángel Quiz ut Deus dijo...

[…] no se trata de evitar que ella haga comentarios sobre ti o castigarla por ello sino de tener un comentario mejor, y subsidiariamente ser capaz de reírte de ti mismo cuando ella gane la partida. […]

La verdad es que para ganar a la mujer con dialéctica, antes ha habido que haberle echado mucha imaginación y como bien dices, saberse reír de uno mismo. El sábado estaba cenado con ella en casa y la verdad es que estaba realmente guapa: Me la quedo mirando fijamente como queriéndola decir algo y moviendo la cabeza como si quisiera verla desde varios ángulos. Ella de repente me dice:

ELLA: Pero…¿Porqué me miras así? ¿Me has visto algo? Agachando la mirada. Yo le respondí:
ARCÁNGEL: Estoy intentando verte algún defecto, pero cada día me lo pones más difícil, ahora no te pillo ninguno”.
ELLA: Pero qué tonto eres, tengo muchos defectos.
ARCÁNGEL: ¿Si? ¿Seguro? Dime alguno
ELLA: Pues que soy muy mandona, muy cabezota, llevo muy mal que me lleven la contraria…
ARCÁNGEL: (En broma) Vaya, lo mandona lo dices de broma ¿no? Si además cuando me das una orden, a la primera no te hago ni caso, a la segunda me lo pienso y a la tercera… Bueno, a la tercera… A la tercera… ¡Vengaaaaaa vaaaa! A la tercera cae. Y me empiezo a reír (decir Mandona es poco).
ELLA: ¡CALZONAZOS!
ARCÁNGEL: Yo también te quiero… Esto no es un calzón…(silencio)… ¡Es una vela de barco! El término calzonazos se me queda pequeño. El próximo libro que escriba se va a llamar “el calzonazos”… ya verás cómo lo bordo, además tú vas a ser la protagonista, me acabas de dar una buena idea.
ELLA: Ni se te ocurra
ARCÁNGEL: ¿por?
ELLA: Porque la gente va a pensar que soy mala
ARCÁNGEL: Ya sabes que me gusta que me pidas las cosas de forma insolente, me encanta
ELLA: Solo te las pido así cuando tú me lo dices
ARCÁNGEL: Pídeme algo ahora
ELLA: Estoy bien, no me hace falta nada
ARCÁNGEL: Venga… Como tú sabes
ELLA: Quiero que me des un masaje
ARCÁNGEL: Pídemelo de forma insolente
ELLA: (con tono insolente de niña consentida) ¡Dame un masaje!
ARCÁNGEL: así … ¡SI! Me levanté y fui a su sitio para darle un beso

Hace ya mucho tiempo que no mido “los resultados” de a ver quien gana o quien pierde, jugar por jugar, lo importante es divertirse más que quedarse encima o debajo. Si es verdad que cuando me ha podido el ego, si que haces todo lo posible por quedarte encima como el aceite, pero dejas de disfrutar.

Un abrazo y gracias por el artículo.

Anónimo dijo...

estás hablando de negas mejor currados, no?

Mario di Domenico dijo...

Cyberprimo, me gusta la expresión "picones". No la conocía y me parece muy ilustradora.

Arcángel, muchas gracias por tu aportación. Es un diálogo fabuloso.
Tomar el pelo a una mujer llamándola mandona es de mis trucos favoritos porque no hay mujer que se considere algo mandona pero nunca lo reconocerá publicamente.

Anónimo: no, no estoy hablando de negs mejor currados.


El otro día estuve viendo la primera entrevista que el matrimonio Obama hicieron después de las elecciones y se la pasaron tomándose el pelo el uno al otro con diálogos bastante ingeniosos.

Presentadora: ¿en qué ha cambiado vuestra vida?
Barack Obama: yo lo que hecho de menos es no poder salir a pasear juntos.
Michelle Obama: ¿te gustaría salir a pasear conmigo?
B.O: sí, es algo que me encantaría hacer aunque fuera haga frío.
M.O: Bueno, en ese caso yo no iría contigo.

Probablemente era una táctica premeditada para que todas las mujeres de EE.UU. dijeran: yo también quiero tener un matrimonio como ese.

Anónimo dijo...

Creo que si le haces este tipo de bromas haces que ambos se pongan al mismo nivel y la idea es estar sobre ella.

Mario di Domenico dijo...

"Creo que si le haces este tipo de bromas haces que ambos se pongan al mismo nivel y la idea es estar sobre ella."

Este es el típico comentario que no quiere decir absolutamente nada. ¿Qué es estar al mismo nivel? ¿Por qué es malo? ¿Cómo es esa "idea" de estar sobre ella?

Por favor no tengaís miedo de arriesgar, de mostrar interés, de flirtear con las mujeres. Es eso en lo que consiste la seducción y no en juegos de cartas.