L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

domingo, 11 de noviembre de 2007

La esencia de Enlightened Seduction por Zan Perrion




Créditos por la foto Zan Perrion

(Enligtened Seduction es la compañía de Zan Perrion, no lo treaduzco porque es un nombre comercial. En español viene a ser algo como La seducción ilustrada o iluminada)

Todo seductor verdadero sabe que el secreto de su poder sobre las mujeres se basa en el poder que ellas tienen sobre él.

Él es un amigo de las mujeres. Está deslumbrado por la forma en que fluyen por la vida y como ocupan el mundo. Su esencia le enamora y le encantan y en retorno no puede sino celebrarlo.

Es romántico; cree en el amor, y su amor es completo, absoluto. Es un esclavo de su amor a las mujeres. No hay hueco para la misoginia, no hay ningún amago de presunción, ni toxicidad o manipulación.

Sabe que las mujeres pueden sentir inmediatamente cuando está en presencia de un hombre al que le gustan las mujeres, que piensa que son guapas, que las hace sentirse amadas que las hace deslumbrar. Genuinamente le gustan las mujeres, y a las mujeres les gustan los hombres a los que les gustan las mujeres.

No siente necesidad de validarse hacia otros hombres ni presumir de sus triunfos. Nunca besa y cuenta. Nunca. Sus encuentros con las mujeres no son nunca para acentuar su autoestima ni para añadir otra marca a su cinturón. Es todo respeto.
no es tomar algo sobre si mismo sino compartir algo con ella. Porque sabe que sus experiencias en la vida se amplifican cuando son compartidas.

Su mayor temor es ser percibido como otro hombre; él no ni es como los demás hombres ni aspira a serlo.

Si piensa por un momento que ella lamenta su encuentro con él de alguna manera, o en cierto modo se siente triste o herida por él, le romperá su corazón. No puede soportar el pensamiento de que una mujer pueda alguna vez sentirse manipulada por él.
Y no enmascara sus deseos como hombre. Nunca muestra indiferencia ni apatía en un intento de esquivar su radar. Por el contrario asume su sexualidad, y la presenta sin presunción, está encantado si ella responde favorablemente pero es profundamente respetuoso si no lo hace.

Comienza cada una de sus nuevas aventuras con novedad y excitación, reviviendo su primer amor una y otra vez. El sabe que el impacto que crea en ellas, y el que ellas hacen en él resonará en ambos durante años.

¿Y le dolerá? ¿Sentirá las punzadas de la perdida cuando acabe? Por supuesto. Pero le gusta de todas maneras.

Vive su vida creyendo que cada interacción es, en esencia, una seducción. Y asume que una mujer está siempre interesada. Puede ser una presunción falsa, por supuesto, pero es una presunción placentera, y esa es la manera que ha escogido para vivir.

Nunca se defiende cuando le acusan de ser un manipulador. Sabe la verdad: que nunca juega con las emociones de una mujer. Está en paz consigo mismo.

Y por eso no hace un intento de disculpar o justificar la forma en la que es; no desea ni la empatía ni la absolución, ni siquiera, por este motivo, ni ser entendido. No necesita defenderse porque las mujeres son sus grandes defensoras.

Por contra, cree que sus intenciones son mutuas y deseadas. Es genuino y honrado, tal vez el hombre más honrado que ha conocido jamás. Y las mujeres han demostrado una y otra vez que la honradez es el mayor afrodisiaco.

Y para él, todas son sus chicas. Toda mujer es su mujer. Tiene inmediata compasión por las mujeres. Ve su tristeza y su pérdida, sus sueños borrados, sus relaciones muertas y decadentes, sus carreras y responsabilidades ridiculizadas, y se hace la misión de reintroducir la belleza en su vida otra vez.

Sí, ha sido creado por las mujeres, formado por ellas e inspirados por ellas.
Comparte sus secretos...
Zan Perrion

Copyright © 2006 Alabaster Communications Inc

"...El manifiesto de un amante. Es cristalino y fino, honrado y suave como un diamante pulido..." -- Idan Cohen
"... The manifesto of a lover. It is crystallized and fine, honest and smooth like a polished diamond..." -- Idan Cohen

Traducción al español de Mario di Domenico

5 comentarios:

Victoric dijo...

De lo mejor que tenemos en el mundo de la seducción española (me refiero a ti, Mario) como te lo curras para traernos siempre lo mejor ;)

Saludos...

Open dijo...

Muy Bueno Mario. te Animo que pongas de cuando en cuando artículos de Zan. Simplemente, me encanta!!.

Anónimo dijo...

no esta traducido completamente?, si es esta traducido puedes poner como conjavascript:void(0)
Publicar comentarioseguirlo? Gracias , muy bueno el articulo

Mario di Domenico dijo...

Sí es la traducción completa. El original lo puedes encontrar en www.enlightenedseduction.com
No sé absolutamente nada de Java así que no entiendo lo que me quieres decir.

Antonio dijo...

Definitivamente ese Zan es un romántico enpedernido, y creo que incurable.