L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

domingo, 6 de enero de 2008

El que la sigue la consigue


Dice el refranero español que el que la sigue la consigue. Muchos piensan que hacer algo así es un suicidio, perder el marco, entregarle el poder a la chica y más blah, blah, blah aderezado de tecnicismos y estructuras.

Pero están equivocados. De Zan Perrion aprendí que a veces sí que hay que ir detrás de la chica.

Cuando digo ir detrás de la chica es evidente que no me refiero a perder la dignidad. No me refiero a invitarla a lujosas cenas, enviarla incontables ramos de flores o acosarla día y noche hasta que recibas del juez una orden de alejamiento. No, no me refiero a eso.

Me refiero a los casos en que la chica te rechaza antes de conocerte o se resiste a tus avances.

A todos nos pasa alguna vez que al abrir un set la chica nos manda a la mierda.

¿Qué hacer?

En estos casos muchos tratan de recuperar el poder y la dignidad rebajando a la chica como queriendo decir "me voy pero porque yo quiero". Absurdo.

Ésto es lo que yo hago en estos casos:

Primero ignoro completamente que me está mandando a la mierda, aumento mi good vibe (buen rollo)y me pongo hablar con ella. La abrazo, hago kino y me muestro amigable. Y creedme es una excelente forma de enganchar un set que tenías perdido.

Y cuando no consigo enganchar el set me despido de ella diciéndola que me parece una chica interesante y que me busque si busca emociones antes de dormirse. Esta técnica la aprendí de Juggler, según él es muy probable que sea la propia chica la que se acerque a hablar contigo. A mi nunca me ha pasado, pero si que he podido comprobar que la chica guarda un buen recuerdo tuyo y que no se opondrá a un segundo acercamiento tuyo.

Así que cuando me la vuelvo a encontrar actúo como si nunca me hubiera rechazado. Con humor y buen rollo inicio un segundo asalto con cualquier conversación. Como dice Zan Perrion "Cuando una chica se resiste a mis avances, simplemente me comporto como si me hablara en marciano." Así que actúo como si ella nunca te hubiera rechazado.

Es una forma genial de desmarcarte. Y por cierto, eso es precisamente la esencia del cocky and funny.

El mayor poder que tiene una mujer guapa es el de rechazarte, si tú desdramatizas el rechazo y lo ignoras neutralizas sus defensas, al tiempo que empieza a sentir una atracción en favor de ese sinvergüenza incapaz de concebir que haya una mujer que no pueda estar loca por sus huesos.

Mario di Domenico, el hombre que cruzó el Atlántico con las azafatas en su reservado. Eso sí que es un pasaje de primera

P.D. Me he dado cuenta de que no le he puesto música a este post. ¿Qué tal Don't Stop de Brazilian Girls?

7 comentarios:

Victoric dijo...

Como siempre el maestro Zan nos abre los ojos, este es el metodo español, este es el metodo que funciona, y este es el futuro, todo lo demas metodos en español (no quiero entrar en disputa todos tenemos un nombre en mente) no funcionan correctamente, este es el metodo que funciona, gracias Mario ;)

Saludos...

Amorexo dijo...

Hola que tal...
Mira, por lo general sargeo en centros comerciales y de dia, y suele ocurrir esto, que intentan rechazarte por lo general indirectamente, y al principio y hasta hace poco tiempo lograban que yo me saliera del set, hasta que Juggler, en varios articulos que vos tradujiste dejaba algo claro y era, que yo no debia entrar a un set buscando aprobación, y por lo general yo esperaba algun indicador de interes para seguir el royo, asi que cuando uno sale con la actitud de no buscar aprobacion, se es mas facil llevarlas al mundo de uno. Aunque admito que hay veces vuelvo a caer en esta trampita...

Saludos

Anónimo dijo...

Una vez mas un buen post.

Ultimamente el tema este del que la sigue la consigue lo tengo comprobado por la noche, pero me viene jodiendo bastante en los puentes temporales... es todo un tema.

A ver si te pones a hacer un post sobre eso MdiDom... Ah! y tambien uno sobre ese viaje con las azafatas ;-)

Rapsoda

Petur dijo...

Buena reflexión, supongo que provocada por el post que hice en el foro de seducción científica.

Lo tendré en cuenta junto con lo que me dijiste entonces de hablar desde el yo y hacer que la comunicación vaya en los dos sentidos.

Un saludo.

Mario di Domenico dijo...

Victoric me alegro que te esté gustando la seducción natural; que no es sólo la seducción de aquí sino la de todo el mundo.

Amorexo a mi también me pasa como a ti. Es muy fácil mantener el control cuando abordas a una chica que no te enloquece, pero si se trata de una mujer que te estimula todos los sentidos es mucho más difícil. Eso no quiere decir que seamos unos fracasados, eso significa que tenemos sangre en las venas. Algo a lo que no estoy dispuesto a renunciar.

Los puentes temporales (cuando te separas de la chica) son realmente putos. Ultimamente estoy leyendo material de Brent Smith y en un artículo recomendaba ser tú el que des el móvil para que ella sea la que te llame. Una idea que alguna vez he oído comentar a Zan Perrion. Es una estrategia que aún no he experimentado. Lo que si hago siempre es procurar que sea la chica la me pida el número, o por lo menos que me lo escriba ella. Es una forma de intuir hasta que punto es sólido el cierre. Pero hasta que no llamas nunca sabes...

Petur siento decirte que no eres la musa de este artículo. Ese papel ya está adjudicado a una mujer de gran belleza. Lo que sí puede ser es que tuviera la idea en la cabeza cuando escribí ese comentario porque suelo dejar pasar un par de días entre que escribo un artículo hasta que lo publico.
Precisamente por eso puedo anunciar que la próxima entrega irá sobre azafatas, pero no seré yo el protagonista sino una colaboración de lujo.
Hasta entonces un abrazo

Seriak dijo...

Al final todo es desmarcarse y calibrar, calibrar y desmarcarse.

Buen post. Mejor aún la edición de la cabecera del blog.

Un abrazo.

Mario di Domenico dijo...

Ja, ja Seriak. Pues sí la cabecera es brutal. Y la foto unida al título ¿declaración de intenciones o reporte?