L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

viernes, 18 de enero de 2008

Halagos: el arte de hacer sentirla especial


Yo confieso. Ultimamente estoy enganchado a la web de Antena 3 para ver la telenovela Dame Chocolate. La trama me aburre y es todo bastante previsible. Lo que me fascina es su protagonista. No conozco mejor lugar para tomar chocolate que la el ombligo de Génesis Rodríguez ¿y tú?

Leía el otro día un artículo de la escritora uruguaya afincada en España Carmen Posadas en la que lamentaba la desaparición del piropo entre los españoles. Abro paréntesis para recordar que Style recomendaba, como propósito de año nuevo, suscribirse a un periódico. Me parece una idea genial, no sólo por el material que puedas encontrar sino porque te ayuda a formarte un criterio; lo que es bastante alfa. Cierro paréntesis para volver con Carmen Posadas a la que había dejado sentada en un banco de La Habana recibiendo unos piropos que hace tiempo que no escucha en Madrid. Cuando leí el artículo pensé que sería buena idea presentarle a Mystery y sus secuaces para que viera que en España tampoco estamos tan mal.

Pero luego me di cuenta de una cosa más grave.

Al tratar el arte de la seducción (o ciencia) rara vez hablamos del piropo o halago. Hablamos de IOI (o IDI) pero más en el sentido de cuándo que del qué o cómo.

Importante omisión. Porque una de las cualidades del seductor es la de saber decirle a las mujeres las palabras adecuadas para que se sienta especial. Saber qué palabras la hacen sentir mujer. Controlar el halago.

Espera no es eso perder el marco. (¡Huy que miedo que pierdo el marco del premio!)

¿Qué tontería es esa?

A las mujeres les encanta sentirse queridas, especiales y valoradas. Un halago bien hecho no espantará a una mujer. Todo lo contrario hará que se lance en los brazos de ese hombre capaz de hacerla sentirse tan bien y especial, de entenderla y amarla.

Realmente crees poder conseguir todo ésto limitandote a hacer magia.

No me siento cómodo hablando de estructuras pero he estado reflexionando y normalmente los piropos suelen seguir esta evolución (mejor evolución que estructura)

Muy al principio de una conversación lo que a una mujer le gusta oír son alabanzas a los detalles. Los pendientes, los zapatos o el collar. Es lo que buscan las mujeres cuando dicen valorar a un hombre detallista. Es un detalle que puede hacer que una mujer cambie diametralmente su opinión sobre ti.

A continuación los aplausos se mueven a su personalidad. Por muy grande que sea su escote y corta la falda lo que una mujer quiere oír es que es sofisticada, cosmopolita, auténtica o inteligente. A ninguna mujer le gusta sentirse un simple objeto, ni siquiera a una conejita Playboy (comprobado). Hazla saber que te has tomado la molestia de conocerla y que te ha gustado lo que has visto dentro de su cabeza.

Y por último cuando la relación llega a un nivel sexual es el momento de decirla lo sexy que te parece y cómo te escita su cuerpo. No es el momento de un "me encanta que te guste la ópera" sino de un "¡Estás buenísima!". Hazla saber que la deseas.

Hacer sentir especial a una mujer es clave. Usa las palabras para hacerla sentirse especial.

No será desesperado. Será sublime. No serás un pringao muerto de hambre. Serás su dueño.

Si una mujer te gusta ¿por qué no decírselo? A ella le va a encantar sentirse especial.

Anexo
Este un anexo que escribí a raíz de una crítica que recibí de un fanático defensor de Mystery en Exito Social. Con independencia de su radicalismo es cierto que mis ideas pueden ser difíciles de asimilar para un "indirect player".

Como comentó mi admirado Lobo Feroz (os recomiendo ver su texto completo en exitosocial.com porque Lobo le da un complemento a mis tesis muy interesantes) los piropos sólo funcionan desde una previa situación de valor y, teniendo muy en cuenta que la guapa de la discoteca lleva toda la noche oyendolos.
Es una apreciación magistral. Evidentemente si eres poca cosa la chica ni va a oír tus piropos. Debe ir precedida de una demostración de valor que, por cierto, puede no tiene porque ser expresa, puede subcomunicarse con tu actitud.

Pero, ni siquiera una previa demostración de valor garantiza al 100% el éxito de un piropo.

Más importante que el momento es la forma en que lo uses. Un halago después de la mayor demostración de valor puede ser un sonoro fracaso y un halago en el primer segundo puede ser un éxito descomunal.

Entonces ¿cuál es la clave?

El mensaje que subyace en el halago. La razón por la que de tu boca sale el piropo.
Lo que hace que un halago no funcione en un needy, lo diga cuando lo diga es que con él busca la validación de la mujer. Piropea por inseguridad, tratando de ser un buen chico para que la chica no le descalifique. Da igual que antes haya hecho mil trucos, soltado cien negas y dado otras muestras de supuesta masculinidad. Es todo una fachada, un papel memorizado y no asmimilado. Sigue sintiendose intimidado antes las mujeres y todo eso aflora en cuanto se separa del guión. Game over.

Por el contrario el hombre que suelta un piropo sencillamente porque lo siente y que está completamente despreocupado de que la mujer pueda rechazarlo es el que triunfa. Todo lo demás es secundario. No piropea porque necesite ser bueno para que la mujer se fije en él, piropea porque realmente siente lo que dice.

Muchas veces hemos oído lo de no busques su validación, que seas tú el que valides a las mujeres.

Pues eso es plenamente aplicable al caso.

No piropeas para buscar su aprobación, piropeas porque ella se ha ganado tu aprobación.

Una mujer se siente atraída por un hombre que no necesita su aprobación, se enamora de ese hombre si obtiene la suya.

Mario di Domenico, el hombre que te susurra al oído "They way I wanna love you, well it could be against the law"*

* Estrofa prestado de Dance with me, de Lords of the new church.Esta canción ilustra el post de hoy pero en la mucho más sensual versión de Nouvelle Vague. Un vídeo ideal para que te entre la nostalgia de Francia y sus mujeres. Los tres personajes son franceses hasta la médula. Sobre todo ella, ah les françaises...

7 comentarios:

Impacto dijo...

Buenas MdM, quiero apuntar dos cosas:

La segunda: La música es excelente. Muy sugerence.

La primera: Verbalizar algo que tienes en mente pero que no escribes explicitamente; estos halagos son una escalada de juggler al 100%.

Sus pendientes, sus zapatos ... todo eso es charla platónica (y además directa porque muestra interes). Halagar cualidades de ella que te gustan (y que la hacen única) es escalar a lo personal. Sigues escalando con esas cualidades y llegas a la escalada sexual diciendole lo sexy que te parece.

Mario di Domenico dijo...

Lo realmente sorprendente es que hubiera escrito algo que no recordara en nada al genial Wayne Elise "Juggler".

Pero hay un matiz importante.

Wayne Elise emplea un modelo de seducción basado en la conversación. Ese sistema tiene el riesgo de que la chica te etiquete con el terrible "sólo amigos". Por eso Wayne exterioriza su interés por la chica primero de forma personal, luego de forma sexual.

Pero yo lo he enfocado desde el punto de vista del piropo como medio para provocar a la mujer una determinada emoción: sentirse única y especial.

No es tanto una forma de escalar, de conseguir tocarla el culo sin que te quite la mano, sino de emplear las palabras para llegar directamente al corazón de una mujer.

El piropo es muy útil para avanzar en una relación. Pero también lo es para emocionar a una mujer. Y creeme ser capaz de emocionar a una mujer es una de loa mayores demostraciones de valor.

No soy partidario de usar los piropos sólo para escalar. Es un enfoque erróneo. Puedes haberte acostado con una mujer cien veces y seguir piropeandola. De hecho es lo que vengo a recomendar. Aunque te hayas acostado cien veces con ella, si tu chica aparece con unos zapatos nuevos agradecerá que se lo digas. En la vida hay que saber cuándo ser un romántico.

Un abrazo, MdD

Mario di Domenico dijo...

He añadido un anexo a raíz de los comentarios a este artículo que se hicieron en exito social.
comentarios que os recomiendo. En el anexo está el enlace a la página.

figuro dijo...

Como de costumbre estoy de acuerdo con tus comentarios. Solo decir que los piropos son como cualquier parte de un sargeo.

Hay que estar calibrado, tienes que haber dicho muchos piropos erróneamente para saber cuando tu piropo va a encajar en el momento justo.

Por lo que dices que tus comentarios pueden causar controversia en los "Jugadores de Indirecto", creo que no es así. Me considero un gran seguidor del indirecto y llega un punto en el que tanto el indirecto y el directo se fusionan y en ese punto cabe perfectamente el piropo en cualquiera de los dos juegos.

Incluso diría que en el indirecto puede ser mas útil que en el directo porque sirve para evitar que te clasifiquen en la zona de amigos, como bien dices en tu anexo.

Un saludo

Mario di Domenico dijo...

Figuro muy interesantes tus reflexiones.
El tema de la compatibilidad directo-indirecto lo traté en un post de octubre 2007.
Te lo recomiendo porque recibió muy buenas críticas (mejor post de octubre 2007 para seduccionistas.com)
Yo creo que sólo por la foto vale la pena el viaje.

syrah dijo...

Y un buen piropo, natural y que ligue con la personalidad de la chica (más allá de lo físico), puede ser un buen abridor. Por ejemplo ligar los pelos con la cabeza y el pensamiento, la forma de andar y los zapatos con el carácter (lectura en frío)...

Anónimo dijo...

AY CHICOS X Q SE preocupan tanto en buscar halagos y piropos, no se dan cuenta q pierden su tiempo, lo q a las mujeres nos gusta es un hombre de verdad, valiente, de buen corazon , con valores morales y SEGURO D SI MISMOOOOOOO !!!!!!!!!!! no aquellos infantiles q se buscan libros y frasesitas d como ligar mujeres , ah y x cierto d esos hombres nos dan pena, mejor vayan a leer buenos libros q los hagan mas inteligentes para q la chica q les gusta los tome en cuenta siquiera un poquito y si no , pues q se va a ser , x favor no recurran al truco tan bajo d los piropos q las mujeres no somos ningunas calabazas para tragarnos semejantes boberias, y si nos respetan y valoran d verdad solo sean buenas personas para con nosotras, chicos honestos, sinceros y LEALES!!!!!!!!! q eso vale mas q todos los piropos q existan en el planeta.......ah y ya basta d decir eso q las mujeres queremos sentirnos unicas y especiales x q ya lo sabemos y NO NECESITAMOS Q OTRO SER HUMANO NOS LO DIGA, mejor q ÉL sea el q se preocupe en ser UN HOMBRE UNICO Y ESPECIAL para que alguna mujer lo ame verdaderamente y no x las PALABRITAS BOBAS q dice........CUIDENSE MUCHO x que los chicos d verdad inteligentes habran acepatado este consejo d un chica q se ha escuchado muchisimos piropos y creanme la verdad eso no es lo q las mujeres queremos , NO QUEREMOS PALABRAS SINO HECHOS !!!!!!!!!!! besos byeeeee.