L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

jueves, 12 de junio de 2008

Haz invencible tu marco III. Te deseo, pero no te necesito.



La esencia del desinterés activo.

¿Qué es el desinterés activo? ¿Qué es eso de estar interesado en alguien pero sin estarlo? ¿Es posible o mera palabrería?

En las anteriores entregas veíamos un método para saber reconocer cuándo actuabas dependiendo del resultado (la pirámide de Maslow) y cómo llevar estas ideas de lo teórico a lo práctico.

Hoy pretendo desarrollar la idea del desinterés activo, es decir cómo es posible interesarte en una mujer sin que te importe el resultado.

Para ello hay que partir de la diferencia entre deseo y necesidad.

Sin ánimo de ser exhaustivo, para lo que nos interesa hay dos diferencias esenciales entre deseo y necesidad:

- Las necesidades no son opciones nuestras. Tú no has escogido necesitar comer o pertenecer a un grupo social, son cosas que nos vienen impuestas por la naturaleza. Por el contrario el deseo es algo más personal. Podríamos discutir si lo que deseamos es algo libremente escogido o si elegimos condicionados por agente externos. La verdad es que eso ahora no importa gran cosa. Lo importante es que los deseos varían según la persona, y si una persona determinada tiene un deseo es porque la cosa o persona deseada tiene cualidades que la hacen deseable para esa persona, con independencia de lo que puedan sentir las demás personas. En este sentido sí que son elección nuestra.

- Una necesidad frustrada produce una mayor tristeza que un deseo frustrado. La necesidad fallida supone una perdida, la persona está incompleta lo que le produce una desazón. Por el contrario el deseo fallido no supone una carencia sino una ganancia perdida. Es decir, al no cubrir una necesidad retrocedemos en nuestro bienestar mientras que al no cubrir nuestros deseos no retrocedemos, simplemente no progresamos permaneciendo en el mismo nivel de confort. Por ejemplo, compara la sensación que te produce que no haya nada de comer cuando te mueres de hambre a que lo que sientes cuando en la heladería se ha acabado tu sabor favorito.

Partiendo de esta distinción podemos decir que el desinterés activo consiste en desear a una mujer pero sin necesitarla.

Deseo y no necesidad porque nuestro interés se basa en cualidades personales suyas. No tenemos un interés abstracto en una mujer cualquiera sino en ella en concreto, porque hemos visto su belleza real y nos ha gustado. Esta es una diferencia esencial, me atrevería a decir que la cosa más importante de la seducción: porque nada repulsa más a una mujer que un hombre desesperado pero nada le agrada más que sentirse deseada. ¿La diferencia entre ambas situaciones? Interesarte en ella porque la deseas, porque la has individualizado; mientras que si estás desesperado, necesitas una mujer y el que ella tenga coño te basta.

Deseo y no necesidad porque no actuamos vinculados al resultado. Es decir, como no seduces para cubrir una necesidad sino para divertirte la posibilidad del fracaso no es algo que te paralice. Sabes que aunque una chica te rechace vas a seguir siendo tú, no necesitas a una mujer para sentirte bien contigo mismo, la seduces porque crees que es una magnífica forma de que los dos paséis un rato juntos. ¿Rechazo? Bueno es como ir al cine y que la película sea una mierda. Desde luego no es algo que te guste pero ni te deprimes por haber visto una peli mala ni te pasas media hora delante del cine dudando si entrar o no porque ¿y si luego resulta que la peli es mala? Deseas una buena película, no la necesitas.

Apéndice: el macho alfa de Maslow
Una primera versión de este artículo incluía la enumeración de las cualidades de las personas que, para Maslow, actúan al nivel de las necesidades de autorrealización. Finalmente suprimí esa parte pero como me había comprometido con algunos de vosotros a recogerlas las incluyo como apéndice. Como quiero resaltar el paralelismo entre la descripción de Maslow y las descripciones que los gurús hacen del macho alfa he cogido la descripción de wikipedia en inglés y me he limitado a traducirla. Así que todas las similitudes que podáis encontrar entre estas ideas y las de los gurús son reales, no están forzadas por mi.

- Aceptan los hechos y las realidades del mundo (incluyéndose a si mismos) en lugar de negarlos o evitarlos.
- Son espontáneos en sus ideas y acciones.
- Son creativos.
- Están interesados en resolver problemas; esto incluye resolver los problemas de los demás. Frecuentemente, resolver estos problemas es algo esencial en sus vidas.
- Sienten una gran proximidad por la gente y, generalmente, aprecian la vida.
- Tienen un sistema de moralidad completamente interiorizado e independiente de una autoridad externa.
- Tienen la capacidad de discernir y de ver las cosas de manera objetiva.

I wanna be your boyfriend de Ramones, una canción sencillísima pero que muchos consideran una de las más románticas de la historia. Eh, dice lo más importante "Nena quiero ser tu novio". Un buen recordatorio de que hay ocasiones en las que no hace falta tanta palabrería para hacer algo bueno...

9 comentarios:

Rodycrizo dijo...

Hay una aplicación práctica en estos tus tres últimas entradas que la hacen muy útiles, pero sigo creyendo, y disculpa que insista, que para aplicar el concepto de la pirámide de Maslow a la seducción, debes tener cubiertas al menos la necesidad de sexo.

Con esa necesidad satisfecha, ya puedes trabajar en función a lo que dices: “Me atraes, te deseo, pero no te necesito”, pero aquí el axioma básico de la seducción “La atracción no es una elección”, nos lleva a pensar que tampoco el deseo es una elección, lo que sí sería una elección es hacer cosas (tener sexo) que nos lleven a NO necesitarla solo por el coño.

Un Abrazo

Mario di Domenico dijo...

rodycrizo no practiques la autocomplacencia.

No digas que fácil sería seducir con las necesidades de déficit cubiertas, compórtate desde ahora mismo como una persona que las tiene cubiertas.

No subestimes el poder de la mente humana: solamente actuando como el hombre que pretendes ser llegarás algún día a serlo.

Céfiro dijo...

Mario, un artículo realmente bueno (también todos los anteriores a éste). Un blog de tan alta calidad debería tener más visitantes, al menos eso pienso. La distinción que has echo sobre el deseo y la necesidad es estupenda, te felicito.

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Fabuloso Mario!
Una pregunta: Una vez dijiste que salir a echar unas carreras te ayudaba a conservar la cordura ¿Qué hay de cierto en esto?

Mario di Domenico dijo...

Gracias céfiro por el comentario. Sobre el número de lectores del blog lo grave es que David de Angelo sea más popular que Zan Perrion. Partiendo de esa base, sí la Comunidad de la seducción no siempre reconoce a los mejores. Afortunadamente las mujeres son más inteligentes y nos cuidan más.

Anónimo, en efecto mantenerte en forma es muy bueno para tu equilibrio mental. Correr, y en general hacer deporte, te permite liberar stress, te habitúa al sufrimiento, fomenta la sana competitividad... y se te queda un cuerpo muy atractivo.

Un abrazo, MdD

LOVER dijo...

Estimado Mario , soy un lector de tu blog, un seductor de Valladolid.

Me encantaria conocerte en persona ,porque me gusta el enfoque que das a la seducción. Este marco de te deseo pero no te necesito me encanta , pues encaja con mis técnicas orientales , para fortalezer el sargeo. Eplico y enseño técnicas de yoga y zen para mejorar el juego interno.

En realidad "la esencia del juego interno es el desinterés activo" como dice Zan Perrion curiosamente coincide con la clave del zen.

Las palabras son una limitación, aquí se halla el problema para describir el Zen.
Resulta muy difícil explicar el significado de mirar sin ver, escuchar sin oír, pensar sin pensar o buscar sin esperar encontrar nada.
El Zen es belleza, serenidad, armonía y vacío... Pero sin belleza, sin serenidad, sin armonía y sin vacío...Pero estimado Mario lo díficil es llevarlo a cabo y que las mujeres perciban de veras tu marco de desinterés activo díficil pero no imposible y en eso estamos. Un saludo y éxito

Mario di Domenico dijo...

Lover muy interesante tu comparación entre la seducción y zen. Realmente hay unos paralelismos que nunca antes había visto.

Muchas gracias por tu comentario.

Un abrazo, MdD

P.D. Yo también soy de Valladolid, aunque llevo mucho tiempo (demasiado) lejos de esa sensacional tierra con nombre de mujer: pucela.

Wishper dijo...

Me he leído todas la partes de "Haz invencible tu marco" y me has dado un nuevo enfoque.

Muchas gracias, Mario di Domenico.

kenboy dijo...

ola mario di domenico soy de chile me encanta tu blog te espero en mi blog y necesito tu opinion acerca de un ebbok que ise para los novatos en la seduccion man saludos
kenboy!