L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

domingo, 1 de junio de 2008

Haz invencible tu marco. ¿Por qué seduces a una mujer?


Uhhh, mujeres como Rocío Guirao-Díaz dan miedo, y no precisamente por la serpiente. Mucha gente dice: desprendete de tu miedo. Pero el miedo no es la enfermedad, el miedo es el síntoma. Si quieres superar tus miedos tendrás que descubrir primero qué les ocasiona. Este artículo trata de descubrir las causas de esos miedos como primer paso para librarte de ellos y conseguir un marco de hierro.

Un marco de hierro es esencial a la hora de seducir. ¿Qué es un marco de hierro? Aquel capaz de mantenerse inalterable frente a cualquier reacción de una mujer, positiva o negativa. Así pues el marco de hierro es la indiferencia al resultado de la que tanto he hablado.

Pero en la práctica es algo muy difícil de conseguir. Frecuentemente un fracaso nos hunde aun cuando sepamos que no nos debería hundir.

¿Por qué?

Porque pretendiamos seducir a una mujer para cubrir una necesidad. Esa necesidad está ahí y mientras seduzcamos para cubrirla estaremos vinculados al resultado. Pongamos que digo, al abrir una nevera no tienes que estar vinculado al resultado, a lo que haya en la nevera. Pero si tienes hambre, una necesidad de comer, será imposible que no estés vinculado al resultado. Si la nevera está vacía te vas a sentir mal porque tienes hambre. Solamente si no tienes hambre conseguirás ser indiferente a lo que haya en la nevera.

Así que el primer paso para hacer invencible tu marco es preguntarse por qué quieres seducir a esa mujer.

Una respuesta simplista diría que seduces a una mujer porque te gusta y punto. Pero esta respuesta obvia todo un conjunto de necesidades que los hombres tratamos de cubrir seduciendo a una mujer así que debemos preguntarnos por las concretas necesidades que tratamos de cubrir introduciendo una mujer en nuestra vida.

Responder a una pregunta como qué necesidades cubres seduciendo obliga primero a analizar cuáles son las necesidades humanas. Una de las mejores formas de hacerlo es a través de la pirámide de Maslow. Probablemente muchos conozcaís las teorías de Maslow que ordenó las necesidades humanas en cinco nieveles escalonados en forma de pirámide: necesidades fisiológicas, de seguridad, de aceptación social, de autoestima y de autorealización.

Así que la pregunta es ¿en qué nivel de la pirámide de Maslow te mueves al seducir? ¿qué escalón de la pirámide pretendes saciar con una mujer?

Las necesidades fisiológicas son las de comer, dormir, respirar o sexo. El caso extremo de este nivel es el que va con prostitutas pero no es el único, operan en este nivel los que buscan rollo con cualquier chica. Los que no individualizan a cada mujer porque necesitan sexo y eso es lo único que buscan. Son las necesidades más básicas y por eso estos hombres son los campeones de la desesperación.

Las necesides de seguridad son las que grantizan una protección frente al crimen, estabilidad económica, etc. En el campo de la seducción este es el caso del que busca una novia. Realmente el lo que quiere es una pareja. Sucede mucho a partir de los 30 que lo que no quieren es estar sólos, lo de menos es con quien estén. En este nivel se mueve el que se bloquea con las mujeres. Ese bloqueo se debe a su necesidad de tener pareja. Están muy vinculados al resultado porque se enamoran profundamente de una mujer sin apenas conocerla. En realidad lo que les atrae es la seguridad de tener novia. Todo ello les lleva a idealizar a toda mujer y creer que la chica es "Ella", la mujer de sus sueños. Quieren tener novia y por eso se autoengañan inventando cualidades en ella. Lo que les lleva a bloquearse porque están muy vinculados al resultado: se juegan nada menos que a la chica 10.

Necesidades sociales, son las necesidades de formar parte de un grupo social que puede ser grande (club social) mediano (familia o amigos) o pequeño (pareja). Aquí se encuetra el nice guy, un hombre que por miedo a no ser admitido como pareja no provoca problemas. El nice guy es un hombre que no se atreve a arriesgar, a plantar cara a la mujer cuando esta tiene un conportamiento que a él le desagrada. No se sienten cómodos consigo mismo, ni tienen un cuadro de creencias sólido por eso buscan solución a sus problemas sometiéndose a los valores de su pareja.

Necesidades de autoestima. Aquí al hombre no le basta con pertenecer al grupo sino que además busca ser reconocido por el grupo. En este nivel se encuentra la persona que busca validación. Y ello se manifiesta a la hora de mostrar interés. Les asusta la idea de ser rechazados por eso retrasan lo máximo posible el momento de escalar procurando impresionar antes a la chica. En una ocasión dije que el simple hecho de preguntarte si le gustas a una chica significa haber perdido el marco del premio. ¿Por qué? porque significa que te da miedo ser rechazado y por eso esperas a asegurarte de que les gustas y no te va a rechazar para mostar interés.

Un caso curioso de necesidades de autoestima es el del seductor que continuamente presume de sus conquistas (reales, no estoy hablando de embusteros). Son gente que buscan validación sí, pero validación de otros hombres de ahí que seduzcan con tanto éxito porque al no buscar validación de las mujeres sino de los hombres aquellas tardan en descubirles como seres necesitados. Son esta clase de hombres que con la misma facilidad que consiguen una chica la pierden. De ellos podría decirse que tienen un marco de hierro, sí pero de hierro oxidable.

Y finalmente las necesidades de autorealización. Que es el nivel en el que te tienes que mover para tener un marco de hierro inoxidable. Tienes un marco de hierro si introduces una mujer en tu vida para cubrir tus necesidades de autorealización.

Necesidades de autorealización son aquellas que implican la necesidad de desarrollar la habilidades propias hasta llegar a lo máximo. Es la necesidad de estar conformes con nosotros mismos.

Hay una diferencia esencial entre las necesidades de autorealización y las anteriores, llamadas necesidades de deficit. Éstas una vez cubiertas desaparecen: si tienes hambre y comes dejas de tener hambre. Por el contrario las necesidades de autorealización nunca son plenamente cubiertas sino que continuamente tienen que ser satisfechas. Esta circunstancia es determinante y explica cómo puedes abordar mujeres sin estar vínculado al resultado, porque conseguir a la mujer no es la forma en que cubres estas necesidades sino el proceso mismo de seducir. Estas necesidades nunca llegan a estar cubiertas plenamente sino que tienen que cubrirse continuamente. Al seducir una mujer no buscas sexo, seguridad, integración o validación, lo que buscas es divertirte. Lo que te atrae no es el final sino todo el proceso, por eso eres indiferente al resultado. En realidad no es tanto la chica lo que te gusta sino seducirla. De ahí que Casanova y otros tantos seductores se defina como "servidores de las mujeres". En seducción si que podría decirse que lo importante es participar.

Continuará...

Como canción My Way de Frank Sinatra, uno de los hombres más seductores de la historia. Y no te engañes, las mujeres caían a sus pies no por su voz sino por su marco de hierro. los que bien le conocieron no lo dudan en absoluto.

17 comentarios:

Mario di Domenico dijo...

Jerilyn Ross es una muy mediática psicóloga estadounidense especializada en curar la ansiedad. Sus consejos se dirigen a casos muy graves pero creo que se pueden aplicar también al que siente ansiedad a la hora de hablar con las mujeres.

Entre sus recetas una muy sencilla: dormir lo suficiente para estar bien descansado, hacer deporte y suprimir el café y otras bebidas con cafeína.

Espero que te ayude a mejorar.

Anónimo dijo...

Sublime.

El primer post sobre juego interno que explica cómo llegar a ser un PUA, no qué es un PUA.

Felicidades Mario

Wishper dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wishper dijo...

Otro gran artículo.

Eso de platearme porqué seduzco a una mujer, mediante la pirámide de Maslow, me ha ayudado mucho.

Si al seducir te mueves en un nivel de la pirámide que no es el más apropiado, puedes obtener buenos resultados, pero llegara un día que sentirás que algo no va bien. Por eso, es importante saber en que escalón estas y así poder abordar mujeres sin estar vínculado al resultado.

Gracias, Mario di Domenico

figuro dijo...

Me ha encantado tu análisis con la pirámide de Maslow. Realmente uno de los mejores post que he leído últimamente.

Felicitaciones

Halo dijo...

Qué tal, Mario. Tu blog es muy bueno. Tu refinada y madura visión de la seducción, así como las reflexiones que haces, son, junto con las de Seriak, de lo mejor que he leído.

No obstante -en lo que a este post respecta-, la separación esencial que del quinto nivel de la pirámide sugieres me resulta artificiosa.

Es decir, no creo que sea posible enterrar completamente ninguno de los primeros niveles con sólo quererlo, ni tampoco pasar directamente al último. A ello le faltaría base en la realidad. Desde luego, siempre podremos hacer que lo somos hasta que lo seamos -y será bueno que así lo hagamos para motivarnos y tener una perspectiva-; pero no por ello dejará de ser una endeble ilusión.

En otras palabras: No consigo ver la autorrealización más que como un agregado de la previa satisfacción del instinto sexual, de la necesidad de seguridad, de la búsqueda de aceptación y del alimento de nuestra autoestima. Y estas necesidades sólo se cubren con la edad y la experiencia, no con constructos teóricos ni repitiendo mantras.

En mi opinión, no hay, pues, atajos en la escalada hacia la cima. No hay cumbre sin falda que la cimiente. Y, aunque parezca una visión pesimista, creo que a la larga favorece el juego. En cambio, las creencias poco realistas son semilla de neurosis.

En cualquier caso, la conclusión a la que llegas me parece igualmente válida. Incluso a los niveles más bajos, hacer del proceso de seducción también un divertimiento, es decir, un fin en sí mismo, sólo puede mejorar nuestro marco.

Un saludo, y gracias por compartir con todos tus conocimientos.

Mario di Domenico dijo...

Gracias anónimo, autor-que-ha-borrado-su-opinión, whisper y figuro por vuestros comentarios.

Halo no quiero adelantar la segunda entrega de la serie pero por no dejarte sin respuesta diré que la esencia de mi mensaje es no utilices a las mujeres para cubrir las necesidades de deficit, con ellas muevete en el quinto nivel.
Evidentemente tendrás que cubrir los cuatro primeros niveles de otra manera pero, una cosa es no cubrir las necesidades de deficit con mujeres, y otra muy distinta no cubrirlas de ninguna manera. Claro que hay que satisfacer los cuatros niveles, lo que yo digo es: pero no lo hagas con mujeres.

En cuanto a que no crees en atajos yo tampoco. ¿Qué te ha hecho pensar que yo ofrezca pociones mágicas para seducir?

Acaligula dijo...

Muy bueno, Mario.

Me venía muy bien este artículo, has logrado aclarar muchas ideas de mi cabeza que no para de ponerse de acuerdo.

Te quería dar las gracias.

Espero que no tardes mucho con el siguiente artículo!

Un abrazo!

Cloud Strife dijo...

Impresionante Mario, me quito el sombrero, como siempre. Un abrazo, y espero con ganas la segunda parte :)

Petur dijo...

Increíblemente interesante, Mario.

He descubierto que me muevo en el nivel de necesidad de aceptación social y de autoestima, principalmente entre otros hombres.

Lo sospechaba pero ahora tengo la certeza, ya sólo me queda ponerle solución.

Gracias, de todo corazón.

RodyCrizo dijo...

Hola Mario, estoy de acuerdo con Halo, en que debes tener las necesidades inferiores a la autorrealización satisfechas antes de llegar a seducir en este nivel, en tu comentario dices que las llenemos pero no con mujeres, pero como podemos llegar a cubrir la necesidad de sexo sin una mujer?, y así te podría dar ejemplos en cada caso. Aquí en Santa Cruz Bolivia (tierra de las magníficas) se le va bien a los hombres casados y con dinero esto de la seducción, ahora este tu artículo me aclaro muchas dudas de por qué sucedía esto.
Gracias totales

Mario di Domenico dijo...

Gracias Petur por tu comentario.

Rodycrizo ya he dicho que trataré ese tema en la segunda parte, hasta entonces no pienso hablar de escalada.

En cuanto a tu pregunta de cómo cubrir la necesidad de sexo sin una mujer habrás de saber que no es extraño que los hombres que no tienen cerca una mujer acudan a prácticas homosexuales o zoofílicas para cubrir esa necesidad. Por ejemplo, en la carcel no son extrañas las prácticas homosexuales. ¿Les convierte eso en gays? No necesariamente, simplemente en tipos muy desesperados por mojar churro. Ya dije que a este nivel nos encontramos con los campeones de la desesperación así que no nos debemos extrañar de nada. Solamente cuando estés tan necesitado de sexo que estés dispuesto a tirarte a tu perro operas en este nivel. Sinceramente espero que no sea ni tu caso ni el de nadie.

RodyCrizo dijo...

Mario, no creo que ninguno de los lectores de tu blog y menos Yo, tengamos ese nivel de conducta como para llegar a la zoofilia. El tema va en que tus artículos me parecen muy interesantes y trato de que mis dudas te permitan enriquecerlos.

Gracias

Mario di Domenico dijo...

rodycrizo tú me has preguntado por un ejemplo en que un hombre cubre su necesidad fisiológica de sexo sin una mujer y yo te he dado una respuesta.
No he acusado a nadie de zoofílico, simplemente he dicho que al nivel de las necesidades fisiológicas de sexo nos encontramos casos tan extremos como el de la zoofilia. Si tu pregunta hubiera tenido menos sarcasmo mi respuesta hubiera sido menos burlona

La referencia al nivel fisiológico es completamente anecdótica, la incluí para no colocar una versión incompleta de las ideas de Maslow. Como podéis ver es el escalón al que menos atención dedico, entre otras cosas porque son casos extremos que escapan a la finalidad de este blog.

Un abrazo

Serge dijo...

Interesante análisis Maslowiano de la estructura jerárquica de los niveles de seducción...

Cyberprimo dijo...

Por algo me gusta y aprendo mucho de tu estilo y es que eso de la pirámide de Maslow no se me habia ocurrido analizarlo junto con la seduccion, me has dado un nuevo enfoque con respecto a esto y te agradezco tio.

Anónimo dijo...

SIMPLEMENTE LO MAXIMO PRIMERA VEZ QUE ENTRO A SU BLOG Y ME PARECE FANTASTICO...