L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

martes, 15 de julio de 2008

El bueno, el feo y el malo.


Amanda, la buena (físicamente); Betty, la fea; y Wilhelmina, la mala. Todas personajes de Ugly Betty.

Muchas veces he visto la contraposición entre seductor y no seductor. Bueno, es una clasificación interesante pero es mucho más interesante analizar los diversos tipos de seductores para ver donde falla cada uno y lo que se puede aprender de ellos.
Este artículo se inspira en este de Dylan Alexander cuya lectura recomiendo Natural Game(Nota, el Badboy que escribe NO es el célebre Badboy croata). El acierto de Dylan Alexander es que no analiza los diversos tipos de seductores desde el punto de vista de estructuras y conceptos prediseñados sino en virtud de los efectos que produce sobre la mujer.

El feo.

Con el feo me refiero a todo el que obtiene algo de una mujer pero no todo lo que pretende. Es un hombre que genera atracción pero no la suficiente lo que hace que me recuerde cuando una mujer dice de un hombre que es simpático, agradable y atento pero... feo.

¿Qué le sucede?

Sucede que es un persona que crea una conexión emocional con la mujer pero se trata de una conexión débil que no tiene fuerza suficiente como para que la chica acceda a llegar a un nivel sexual o como para que perdure en el tiempo.

Esa conexión débil se debe a que carece de una vida pasional que motive a una mujer para seguir con él. La mujer opina que estuvo bien mientras duró pero que no es la clase de pareja con la que quiere vivir el momento (hablo de vivir el momento y no de vivir la vida para que no penséis en matrimonio, aunque nunca está de más recordar que las mujeres por muy liberadas que sean no pueden evitar preguntarse qué tal padre serías si se queda embarazada) La mujer no se siente motivada para avanzar en la relación, no siente que su vida vaya a enriquecerse.

Este seductor obtiene éxito de las mujeres porque consigue generar atracción a corto plazo pero cuando la mujer piense en él a medio o largo plazo descubre en él falta de pasión y le rechaza. En realidad este seductor es la verdadera antítesis con el nice guy porque crea atracción a corto pero no a largo plazo; mientras que le nice guy crea atracción a largo pero no a corto plazo. Los buenos seductores crean atracción a largo, corto y medio plazo.

El malo.

¿Por qué los chicos malos consiguen a la chica?

Por la pasión que ponen en su vida. Los chicos malos son gente apasionada, que saben lo que les gusta y están dispuestos a vivir conforme a esas creencias sin importarles lo que la sociedad opine. Hay pocas cosas más pasionales que la rebeldía, porque un rebelde no es sino una persona que decide arriesgar todo por sus ideales. Si eso no es ser apasionado que baje Dios y lo vea.

La pasión de un chico malo se acentúa por su escasa disponibilidad. Hacer de algo o alguien poco disponible es la mejor forma de aumentar su valor. Y los chicos malos son muy poco disponibles porque son incapaces de pensar en otra cosa que no sea ellos mismos. Así que no es sólo que las mujeres se sientan atraídas por la rebeldía de los chicos malos sino que además se enganchan en la búsqueda de mantener su atención. Como dice Dylan Alexander los chicos malos crean una conexión emocional muy fuerte con las mujeres, negativa pero muy fuerte.

El bueno.

Por bueno no me refiero al chico bueno o nice boy sino al buen seductor.

¿Quién es un buen seductor? Aquel que consigue establecer una fuerte conexión emocional positiva con la mujer.

El modelo que he llamado del feo es una persona que carece de pasión. El buen seductor por contra es muy pasional. Sabe lo que quiere de la vida y trabaja para conseguirlo, es una persona divertida, impredecible y libre. Es la clase de persona que deseas que se siente a tu lado en una cena, que venga contigo a una fiesta o, incluso, que forme parte de tu equipo de trabajo. Por supuesto es también la clase de hombre que consigue a las mujeres.

El modelo del chico malo es una persona pasional, pero no enriquece la vida de una mujer. Todo lo contrario, la deteriora. Un chico malo obliga permanentemente a una mujer a estar luchando por su atención lo que la obliga a descuidar su propia vida acabando como un simple perrito faldero del hombre. Por contra el buen seductor mejora la vida de una mujer, hace que se desarrolle plenamente.

En cuanto a la diferencia entre el nice guy se encuentra en que el buen seductor no está disponible mientras que el nice guy es por esencia un tipo disponible. Un buen seductor no es disponible no porque ignore a la chica como el badboy sino por la cantidad de mujeres que quieren quitárselo. La mujer tiene que esforzarse para que un chico malo la haga caso, con el buen seductor tiene que esforzarse para que no se fije en las demás. Un buen seductor no necesita de su pareja para tener una vida plena, si ella se marchara no tardaría en encontrar otra así que la mujer se cuidará de que ese hombre con esa pedazo de vida no se vaya con otra. Siempre hay que dar la sensación de que o no te quiere meter en el nido o en que en cualquier momento te puedes marchar.

Great DJ de The Ting Tings. En directo, muy buenos. La letra habla de las sensaciones tan positivas que produce un DJ, exactamente igual que los grandes seductores.

7 comentarios:

Sublime dijo...

Un video de Ennio Morricone hubiese sido mas propicio :D)

Vale en cuanto a tu post, esta bien repasar conocimientos generales y que queden claros.

Sugerencias por si un dia te apetece abordalos:

- Los altibajos del seductor.
- Formas de amplificar la conexion.

Seria agradable leer que opinas al respecto.

saludos

SUBLIME
Transmite EMOCIONES

Rodycrizo dijo...

Hola Mario, pero como crees que debe ser una vida pasional e interesante a los ojos de una chica?. Yo llevaba una vida interesante -para mi- pero cuando le comente mi quehacer semanal a una chica, su respuesta fue: Que aburrido.

Saludos cordiales

Mario di Domenico dijo...

Ya sublime pero Morricone es un hombre y la cantante de The Ting Tings una mujer, qué quiere que te diga, esto es un blog de seducción...

Tomo nota de tus propuestas. En materia de altibajos puedes leer "Un dolor que acabas amando" y en materia de conexión los 3 de Rapport.

Rodycrizo, la mejor forma de ser genuino es siendo auténtico. La mejor forma de que tu vida parezca pasional es que lo sea. Si realmente sabes lo que quieres y luchas por ello es difícil que no transmitas pasión. Sigue practicando y, por favor, no se te ocurra nunca renunciar a tus sueños por una mujer. Si a ella no le pareces pasional peor para ella. Recuerda que tú eres el premio y el artículo "eres un desafío ¿y qué?" Una mujer puede ser un desafío pero eso no significa que sea una mujer que valga la pena.
También puedes mirar "Entusiasma o yo quiero vivir esa vida" en la sección best of.

un abrazo, y gracias por los comentarios.

Seriak dijo...

Interesante reflexión amigo MdDom.

Tras la lectura de tus conclusiones, y a tono con alguna antigua reflexión, me pregunto de nuevo por la influencia de las hormonas y las experiencias de las chicas a la hora de hacer esas elecciones entre el malo y el bueno que mencionas.

No sé... creo que en la adolescencia (que cada vez es más larga) es mucho más fácil en los chicos ser malo que bueno, entendiendo "bueno" en los términos que tu has mencionado. Esa puede ser una de las razones por las que las chicas de esa edad se fijen tanto en los malos: la poca oferta de "buenos de verdad".

Sea como fuere, defiendo que hay un componente generacional y químico-social cosido a esta clasificación.

Siempre me ha llamado mucho la atención ese momento mágico en el que una treinteañera se da cuenta de que "su malo" se ha quedado con el tiempo "estancado" en la cobertura de sus necesidades. Hablo, por supuesto, de chicas emocionalmente sanas, esas que serán el sexo fuerte del siglo XXI y que no podrán evitar volverse locas masivamente por mí (por si no fuera bastante ya). ;)

Un abrazo y excepcional linea, como siempre.

Cyberprimo dijo...

me puso a reflexionar el post, muy buena perspectiva del bueno del malo y del feo jeje , saludos y feliz verano

pablo dijo...

No concibo un pua o aven, que no sea pasional o interesante, ya solo la filosfía de vida que ha tenido que llevar para serlo, es fascinante. Sus habilidades sociales, le permitiran vivir cada noche una aventura diferente y la hora de mostrar esto a una mujer solo tienes que insinuarle ese mundo. Quizás el que tiene problemas en crear problemas a largo plazo y no a corto, solo le falta un poco de experiencia pero las bases están puestas.

Un saludo.

Mario di Domenico dijo...

¿qué tal Seriak? Es una gran verdad eso de que la atracción de las mujeres por los chicos malos es algo que se cura con la edad. Me recuerda a esa frase de "los caballeros las prefieren rubias pero se casan con las morenas". Por cierto ¿No era el título de una película de Marilyn Monroe?
Muy interesante también la reflexión sobre la escasez de buenos seductores.

Gracias Cyberprimo por tu comentario, feliz verano también para ti.

Pablo, es cierto que no hay PUA o Aven que no sea pasional pero ello no es sólo por la de mujeres que hay en su vida sino directamente por su filosofía de vida. La vida de un seductor es como una película de James Bond: hay muchas y muy atractivas mujeres pero podrías quitarlas todas y seguiría habiendo mucha acción. De hecho en las primeras novelas de James Bond éste no era mujeriego, fue un rasgo del personaje que Ian Fleming no introdujo hasta los últimos títulos.

un abrazo y gracias por vuestras opiniones. MdD