L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

lunes, 28 de julio de 2008

No perder el marco del premio.



¿Qué quiere decir no perder el marco del premio?
Esta frase suena genial en un libro o seminario pero tiene un significado bastante ambiguo cuando se trata de aplicarla a la realidad. Para mi no perder el marco del premio significa no estar dispuesto a cambiar tu forma de ser por una mujer.

A mi me parece esencial vincular marco del premio con seguridad en ti mismo e indiferencia por el resultado. Estar seguro de uno mismo no significa andar como un cowboy o demás superficialidades, es aceptar lo que eres y ser lo que quieres ser. Por su parte indiferencia al resultado significa no tanto que los fracasos te dejen indiferente sino no estar dispuesto a renunciar a tu forma de ser para lograr el éxito con las mujeres. Como puedes ver marco del premio, indiferencia al resultado y seguridad hacen referencia a lo mismo: no renuncies a tu filosofía de vida por una mujer.

Pasemos ahora a responder qué es perder el marco del premio. Para mí, y dejando a un lado extrañas teorías, el marco del premio lo pierdes cuando lo regalas o cuando te lo quitan. Obvio ¿no?

Regalar el marco del premio.

Regalas el marco del premio cuando dejas de actuar tal cual eres para actuar de otra manera que consideras más atractiva. En este caso inconscientemente te estás diciendo: no soy suficientemente atractivo para estar con esta mujer así que me comportaré de esta otra manera para ver si la chica pica y tengo algo de sexo.

A lo mejor te parece un ejemplo muy extremo pero es muy común. Yo lo he cometido mil veces y, me temo, que alguna vez más lo cometeré. Caes en la trampa de regalar el marco siempre que decides hacer o decir alguna cosa para que ella piense que eres de tal o cual manera. Y lo grave es que la gran mayoría de veces no eres tal cual quieres que ella te perciba.

Supongo que algunos os preguntaréis cuál es la diferencia entre regalar tu marco y mi consejo de actuar desde ahora como el hombre que quieres ser. La diferencia es clara: en el primer caso actúas con el objetivo de seducir a una mujer pero como no consideras tu personalidad verdadera lo suficientemente atractiva decides fingir otra falsa; en el segundo caso decides cambiar tu personalidad no para ligarte a ninguna mujer en especial sino para darte satisfacción a ti mismo, porque realmente quieres ser de esa manera. Evidentemente en la realidad los casos se confunden, los procesos de cambio son largos y cuesta consolidar las nuevas creencias y aptitudes. Pero es muy importante tener en cuenta esta diferencia.

Quitarte el marco del premio

Aquí entra en juego ese concepto del que tanto se habla y tan poco se explica: el combate de marcos. Este combate se produce cuando una mujer te reta a que renuncies a un rasgo de tu personalidad para seducirla. Si accedes pierdes el marco del premio si te niegas lo mantienes.

Es más frecuente de lo que a priori pueda parece el que una mujer te lance un dardo envenado en forma de un comentario que cuestiona tu valía insinuando que no tienes su aprobado, que no das la talla para estar con ella. Puede hacerlo más o menos conscientemente, en broma o en serio pero es algo relativamente común el que una mujer cuestione tu forma de ser.

La respuesta correcta a un comentario de una mujer que cuestione tu nivel comienza por mantener tu criterio. Recuerda que vives la vida que quieres vivir ¿por qué ibas a cambiarla? Si vives en la casa de tu vida no la cambias para que te entre un armario, buscas otro armario. Si accedes a cambiar de casa para encontrar sitio al armario, entonces es el armario y no la casa quien es el premio...

Así que punto número uno: tu estilo de vida no está sujeto a regateo, o lo toma o lo deja.
Pero eso es sólo el punto de partida. Eso sólo quiere decir que no has perdido el combate de marcos, pero aún te queda ganarlo. Limitarte a plantear un ultimátum puede ser poner el cuello debajo del hacha. Las mujeres, sobre todo las guapas y las de clase alta, son orgullosas lo que hace que enfrentadas a un ultimátum te rechacen simplemente por orgullo propio.

La clave es saber hacer un remarco o reframe, esto es: cambiar la forma en que la mujer percibe la realidad, no la realidad misma. Lo explicaré con un ejemplo: supongamos que te compras un coche y una mujer dice que es pequeño. Obviamente no lo vas a cambiar pero tampoco pierdas el tiempo explicándola que en el fondo no es tan pequeño, que caben perfectamente cinco personas, que el maletero aunque no lo parezca es grande, etc, etc. Dila que te parece perfecto para tu estilo de vida porque eres soltero, vives en el centro y no quieres dejarte el sueldo en gasolina. El tamaño te importa una mierda, lo has escogido por otros motivos como el diseño, su comodidad, su motor, etc.

El reframe o remarco se basa en una profunda seguridad en ti mismo porque significa que no tienes miedo a hablar de cómo eres, no te importa sacar a la palestra tu personalidad porque estás convencido de que es una personalidad carismática y atractiva. El problema de muchos hombres es que no tienen valor para defender sus creencias. Cuando una mujer les cuestiona se quedan dubitativos, la mujer les ha impuesto su marco. Cuando una mujer cuestione una elección tuya tú no capitules sino explica desde una óptica emocional tu elección. Si una mujer dice que tu inminente viaje a Kenia es un coñazo no empieces a dudar si deberías haberte ido a la playa con tus padres, coméntala que África sigue siendo una gran desconocida para los europeos y las cosas tan sensacionales que esconde. El reframe se basa en cierta arrogancia porque implica un error en la percepción de la mujer pero es que la gran mayoría de las veces las mujeres realmente caen en estos errores de juicio.

You! me! dancing! de los galeses Los Campesinos.

13 comentarios:

Sublime dijo...

Excelente post, buena explicacion de las llaves del paraiso :D)

Esa indiferencia debemos buscarla en no pensar, en matar nuestro puto ego, en el momento que procesas algo de informacion estas perdido, ellas lo detectan que no eres tu. :D)

Si te roban el marco, es por dos razones para mi principlamente: una que es cuando te implicas emocionalmente con la belleza que te irradia la tia y la otra por el comentario envenenado que te sueltan.

Para mi lo mas maravilloso de las mujeres trasciende en esto ultimo, como son capaces de reencuandrar en milesimas de segundo y los tios son tan paletos en caer en los aros que colocan, sigue siendo misterioso e intrigante para mi.Como ellas lo hacen tan facil y nosotros tan dificil. jajaja

Saludos

Sublime
Transmite EMOCIONES

Rodycrizo dijo...

Hola Mario, muy interesante, para ello hay que tener un juego interno bastante solido, que es por donde debería empezar toda enseñanza de seducción. Una pregunta, es normal o parte de la estrategia de las mujeres que siempre intentan robarte el marco?

Un Abrazo

Cyberprimo dijo...

Genial, parece que inconsientemente ya hacia yo reframe, me gusto el post de hoy, es como una llave del paraiso como dice sublime, aunque para mi punto de vista si pierdes el marco es porque no estabas a gusto con el mismo.

Tb: Oye no me gusta la musica que escuchas

Aven: Pues si te sigues quejando sera lo unico que escucharas

Tb: No me gusta tu bigote (mostacho)

Aven: Menos mal, por un momento me senti acosado y pense que terminarias besandome.

(La Tb sigue con vos) Tb: Oye realmente no me gustas eres insoportable.

Aven: Umm, pues que raro que todavia sigas conmigo, no seras de esas chicas que les gusta sufrir?, como es que se les dice? ;)

Veridico, me paso y aunque no sea creible para la mayoria (Hablando de Fruscos) cuando estas agusto contigo mismo lo demas es lo de menos todo juega a favor XD

Saludos

Sublime dijo...

A Ciberprimo:

Si la mayoria estamos haciendo constantemente reencuandres, por que en el fondo es una forma de defensa y una extension de nuestra personalidad.

Ahora bien lo dificil es hacerlo con una tia que te gusta y ya no hablamos si es un hb high level, que la tia va sobradita de mala leche jeje ahi es donde hay que saber reencuandrar :D)

saludos

Sublime

Sublime dijo...

A Ciberprimo:

Si la mayoria estamos haciendo constantemente reencuandres, por que en el fondo es una forma de defensa y una extension de nuestra personalidad.

Ahora bien lo dificil es hacerlo con una tia que te gusta y ya no hablamos si es un hb high level, que la tia va sobradita de mala leche jeje ahi es donde hay que saber reencuandrar :D)

saludos

Sublime

Filósofo dijo...

Rodycrizo,

Preguntas que si la mujer siempre intenta quitarte el marco. Yo te diría que SIEMPRE. La mujer necesita ponerte a prueba para comprobar tu coherencia y congruencia. Necesita comprobar y medir tu valor. El conservar el marco es uno de los signos de alto valor porque si renuncias a tu marco, en el fondo estás renunciando a toda tu visión de la realidad tal y como tú la interpretas. Es, bajo mi punto de vista, uno de los errores que no puedes cometer. Lo cual no significa que seas grosero ni maleducado ni nada por el estilo. Simplemente tú tienes una forma de moverte por el mundo y ya está. Y además la vas a dejar compartir esa realidad porque has encontrado algo especial en ella, sino no la dejarías. ;-)

Sé que le has hecho la pregunta a Mario, pero me apetecía contestarla ;-P)

Mario di Domenico dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

No me molesta que contestéis a las preguntas que me hacen. Claro que me reservo el derecho a rectificaros pero hoy no va a hacer falta.

Un abrazo, MdD

Filósofo dijo...

Buenas Mario. Felicidades por el artículo!

Me gustaría destacar la frase:

“Las mujeres, sobre todo las guapas y las de clase alta, son orgullosas lo que hace que enfrentadas a un ultimátum te rechacen simplemente por orgullo propio.”

¡Cuánta verdad! Creo que hay que tener cuidado porque esto pasa mucho, y sobre todo con las HB10. A veces fallamos por no saber distinguir entre defender nuestras creencias y una batalla de egos. Pienso que nos quita mucho valor meternos en una batallita de egos. No nos hace falta. Y un fallo que cometemos es tratar de lanzar frases de valor en plan chulogracioso para quedarnos con ella. Me parece una descalibrada total.

Yo lo que suelo hacer cuando discuto con una HB10 sobre algún tema y veo que ella se lo está tomando muy en serio y se está enfadando es simplemente decir algo como “bueno niña, quizás tengas razón”. Todo ello acompañado por una sonrisa, una mirada de ternura y una caricia en el brazo. De esta forma, ella sabe que yo realmente no he cambiado de parecer pero que no soy una persona conflictiva, que tengo mucha confianza en mí como para estar de peleitas y que además creo que ella especial.

Igual es un tema sobre el cual puedes escribir, Mario.

Un abrazo y enhorabuena por el artículo y por el blog ;-)

Sublime dijo...

Lo que usa filosofo, son reencuandres denominados "aprobacion con perseveraancia":

- En tu lugar yo diria lo mismo, pero seguimos teniendo el problema,,,,,,,,,
- Anoto tu postura, pero yo ahora quiero.......

meclados con reencuadres de "cesion y consentimiento":
- Si con ello te sientes mejor, te doy toda la razon.
- Si te hace falta estoy de acuerdo contigo.
- ¿Te sirve de algo si te doy la razon?

Como puedes ver de forma muy sutil y certera, estas dentro de tu marco.

saludos

Sublime
Transmite Emociones

Mario di Domenico dijo...

el problema de las batallas de egos es que activan el estado racional de las mujeres. La solución correcta es apagarlo y enecender el estado emocional.
A mi me gusta aprovechar la batalla para encontrar alguna cualidad con la que halagarla. Personalmente creo que es la mejor forma de salir del embrollo.

No es mal tema para un artículo pero lo dejamos para después del verano.

Un abrazo, MdD

Anónimo dijo...

Hola Mario! Antes q nada quiero decirte q tu blog me parecio genial y de los mas calidad de habla hispana.

Sin embargo en este articulo de como no perder el marco del premio hay una cosa en la q disiento y quiero ver como lo ves tu, tal vez estamos diciendo lo mismo pero de diferentes puntos de vista.

Puntualmente el hecho es q cuando tu pones por ej. q la HB dice q no deberias haberte ido a Kenia, y tu le respondes con lo bueno de Kenia, no estarias como calificandote, hacia ella? A mi opinion una respuesta mejor podria ser se me ocurre ahora (en el caso de q estemos hablando de vacaciones) "y tu siempre eres tan clasica?" y ahi estarias tu calificandola a ella.

Lo mismo para el caso del auto, si ella te dice q el auto es chico y tu le respondes las bondades de un auto chico te vuelves a calificar en cambio si le respondes algo como "Siempre eres tan superficial?" o "crees q el tamaño verdaderamente importa?" pasarias tu a calificarla a ella.

Tal vez este equivocado, por eso te pido tu punto de vista.

Un abrazo!

Mario di Domenico dijo...

Hola anónimo, muy buenas objeciones.

Tus respuestas no solo me parecen perfectamente válidas sino que además son muy buenas. Todo depende de lo que quieras conseguir y de la mujer que tienes delante.

Tus frases son altamente recomendables con mujeres de alto valor acostumbradas a que los hombres se le cualifiquen. Respuestas como las tuyas son sensacionales para llamar la atención de la mujer y que vea que sobresales de la media.

Las mías son para momentos más avanzados de la relación cuando lo que buscas es que la mujer penetre en tu mundo, te conozca y te deseé. La estrategia del "Tú más" que es tan frecuente entre los políticos españoles sirve al principio pero llega un momento en que si quieres que la relación progrese tienes que abordar sus críticas y no esquivarlas.

¿Es cualificarse?

No, en el ejemplo del viaje a Kenia te cualificas si buscas que ella "autorice" tu viaje pero tal y como yo lo digo lo que haces en convencerla para que ella también quiera ir allí. La esencia es hacerla penetrar en tu realidad, que participe de tu pasión por Kenia.
No buscas su autorización sino su adhesión a la causa.

El objetivo de este artículo es aprender a hablar de uno mismo sin perder el marco del premio. Pero insisto en que tus frases son fabulosas para otros momentos. Mi próximo artículo tratará ese tema espero tus comentarios.

Un abrazo, MdD

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel