L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

viernes, 14 de diciembre de 2007

¡Peligro! Tiempo de regalos


Nada mejor para regalar a una mujer que un diamante, o como segunda opción una cita con Mario di Domenico. Como los diamantes están al alcance de pocos y cenar conmigo al alcance de pocas tendremos que buscar otras alternativas.

¿Qué regalar a una mujer?

Una de la grandes preguntas que la humanidad se ha repetido generación tras generación.

Comencemos con qué no regalar. Para ello me auxiliaré de la genial humorista argentina Maitena. En una de sus entregas de Mujeres alteradas establece seis categorías de hombres según los regalos que hacen. Ésta es mi versión del por qué del fracaso de estos tipos de hombres.

1 Algo que ya sabían que te gustaba
aparte que a la chica le vayas a decepcionar por tu poca creatividad ella va a tener la sensación de una oportunidad perdida. Es decir ella estaba ilusionada esperándose algo bueno y tú apareces con algo que la deja indiferente: ni frío (porque no es algo que la espante) ni calor (porque no la emociona)

2 Lo que ellos quieren que uses (Maitena habla de ropa)
A las mujeres no les disgusta que les regales ropa. Más aún les gustan los regalos que puedan ponerse. Pablo motos dice que si las mujeres quieren algo para ponerse entonces habrá que regalarles una planta de marihuana. (Chiste malo como todos los de Pablo Motos)
Incluso es más, a muchas mujeres les gusta que su chico las pula y las perfeccione. Algo así como lo que Marc Anthony ha hecho con J LO. Pero ésto no es desde luego lo normal.
A lo que se refiere Maitena es al caso del hombre que insiste en que la mujer haga o se ponga tal cosa y ella se niega, así que él opta por la política de hechos consumados y se lo regala. A nadie se le escapa que es algo que no le va a gustar. No aproveches su regalo para comprar algo que tu quieres.

3 Por no arriesgar solo flores y perfumes
Los perfumes son algo muy personal. Yo no los regalaría porque a) si no le gusta estás en el caso 2, b) si le gusta estás en el caso 2 , y en los dos casos pensará que eres un soso
Flores, las flores están bien cuando no se las espera o como anticipo. Si una mujer recibe flores sin esperarlas no se le quitará la sonrisa en todo el día. Si las recibe un día en que era esperable, pensará que debería haber algo más... (bueno en realidad siempre se quedan con ganas de más pero en este caso te lo hará saber)

4 Buscan sorprenderte.
A ver, si es algo "super-original", que no tiene y que no puede ni imaginarse lo más seguro es que sea algo que no le gusta.

5 Dinero
A menos que seas su abuela... no es buena idea.
(Muchas mujeres han llegado a la conclusión de que prefieren que las regalen dinero pero es porque están resignadas a que nadie las haga buenos regalos. No puede ser nunca el caso de un PUA)

6 Mandan comprar a otra persona
Ella también hará un encargo a un tercero: tramiteme el divorcio.



¿Entonces?

Regala algo que desee, no algo que necesite.

Esa es el gran referente. Cuando piensas en un regalo para ella en qué piensas en algo que necesita o que desea. Mejor que lo desee.

Luego hay otros parámetros que te permiten escoger un buen regalo. Como el que comentaba antes de que sea algo que se pueda poner. Otro que a mi también me gusta es el de que sea algo con lo que puede presumir. (si ella te quiere matar, mal regalo. Si sus amigas la quieren matar, buen regalo)

Cuando una mujer recibe un regalo quiere sentirse especial, porque el hombre ha estado pensando en ella; amada, porque te has esforzado; y por encima de cualquier cosa envidiada porque el regalo es ¡¡¡lo más!!!

Y cuida los detalles. Las mujeres los valoran y más en regalos.

Un abrazo y feliz navidad a todos, sed felices.
Mario di Domenico

3 comentarios:

Victoric dijo...

Te amo!! jaja tengo tu pagina puesta y digo "buff, sin actualizar que royo ahora que hago... me pongo a montar el nuevo video de mi comunidad (no pongo publi dont worry) le doy a actualizar pero pensando que no habia nada nuevo y me saltas con este articulo!!! jajaja Gracias.
Lo leo y lo comento...

Saludos...

Victoric dijo...

Muy buen articulo, ¿que sacamos en claro?, que lo importante no es el dinero que te gastes si no que te lo gastes en algo que nadie la compraria pero ella siempre a deseado, ¿como se consigue? conociendo a la chia, perfectamente sabria que regalarle a cada amiga mia, por ejemplo a una amiga tuvo una racha mala y le empecé a mandar frases cada dia (tipo: frase del dia "la amistad no es eterna, vamos a demostrarles que se equibocan") pues para estas navidades he visto un libro con miles de frases de cientos de personalidades, un regalo original que le va a encantar y que nadie se lo regalaria...

P.D: Si ella me esta leyendo, ya sabra porque soy tan casamentero...

Saludos...

Mario di Domenico dijo...

Lo esencial a la hora de regalar es tener la suficiente sensibilidad para regalar algo que ella desee. El requisito de que sea algo que nadie le regalaría no lo veo tan claro. Corres el riesgo de pasarte de original y caer en una de las seis trampas de las que habla Maitena.
En cuanto al dinero, seré claro. A la hora de regalar es más importante la sensibilidad que el dinero, pero no nos engañemos: es muy fácil suplir la falta de sensibilidad con dinero...