L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

jueves, 27 de diciembre de 2007

Tannhauser o haz que la sensualidad venza a la razón


Cuando Woody Allen oye a Wagner le entran ganas de invadir Polonia. Cuando Mario di Domenico escucha a Wagner le dan ganas de ligarse a la mezzosoprano. En la foto Beatrice Uría-Monzon que actualmente representa la Opera Tanhäusser en la Opera Bastille de París. En marzo-abril estará en el Liceo de Barcelona con esta misma obra, eso sí, cuidado con las sesiones porque no actúa en todas.

He hablado muchas veces de que seducir a una mujer implica provocar en ellas distintas sensaciones.

Pero cómo.

Ah sí, el rapport profundo (deep rapport)

Pero cómo consigo colocar la historia en medio de una conversación.

Bueno, si estás atento y con la cabeza entrenada surgen mil oportunidades.

Pero siempre hay trucos.

Por ejemplo. Preguntar por el último libro que le ha gustado. O película, disco, etc.

Cuando cuentes tú el tuyo en lugar de recrearte en el argumento céntrate en los sentimientos, en los temas tratados y en las preguntas que te ha suscitado.

Yo he decidido incorporar a mi repertorio la historia de la ópera Tanhäusser. La empleo con el propósito de que la mujer desconecte su lado cerebral se centre en las emociones, que disfrute del momento y se olvide de todo lo demás. Al fin y al cabo el confort para una mujer es la facultad de desconectar con el contexto. Con esta historia quiero que no resiste a mis avances que rechace escuchar los tabúes sociales.

La historia cuenta cómo Tanhäusser se debate entre el amor físico y sensual que representa Venus, y el amor casto y racional representado por Elisabeth. Al contarlo presento a Venus como una mujer verdaderamente enamorada, presa de un amor sincero al que se oponen los convencionalismos.

Para preparar la rutina me he inspirado en una entrevista a la mezzosoprano francesa Beatrice Uría-Monzon publicada en el periódico de la Ópera de París. En ella habla de sus sensaciones al interpretar el papel de Venus al tiempo que trata de convencerte de que su personaje es el bueno, a pesar de que la moral decimonónica de Wagner lo presente como el malo.

Una auténtica joya de texto, que es lo que compartiré con vosotros para que cada uno pueda (si quiere) construir su propia historia.

Podría compartir mi versión pero eso sería ir en contra del espíritu de L'Atelier (ver Desmitificar el carisma por Swinggcat). Aparte que son tan pocas las variaciones que me hace pensar si tal vez ha sido un error adaptar el texto original.

El amor: pureza y sensualidad.
"Tannhäuser es una opera compleja, profundamente humana, que interroga temas muy actuales. El amor, la culpabilidad, así como el papel de la Iglesia y el papel de la sociedad. Plantea la cuestión de la dualidad entre el amor casto y el amor carnal.

Venus representa la sensualidad, el placer; en oposición a Elisabeth que representa la razón, la sabiduría y la renuncia. Pero, ¿no puede el amor ser a la vez sensual y puro? ¿por qué oponer estas dos concepciones? ¿por qué el amor no puede ser también físico? O inversamente ¿por qué el amor carnal no iba a ser puro?

Venus, mas que una diosa, permanece muy humana en la expresión de sus sentimientos. Creo que cada una de nosotras puede reconocerse en esa mujer. Ella es cínica, mórbida, violenta, maliciosa, dulce... Pero todo eso expresa una especie de desconcierto. Está desamparada, ha dado todo a Tannhäuser (el Venusberg es claramente el reino del amor ¿a qué cosa mejor podemos aspirar?) y a pesar de eso, no le pude retener. Viendo, que pese a todos sus esfuerzos no puede obtener nada le deja partir. Ella sabe que volverá. Ella se lo dice. Está dispuesta a recibirle de nuevo. Es una actitud muy femenina y tal vez sea el verdadero amor: saber dejar partir"

Esta parte final es la que más he cambiado. La clave está en contar una historia en la que Venus, el amor físico y supuestamente el pecaminoso, acaba revelándose como el verdadero amor.

y por supuesto, recreándose siempre en las sensaciones y no en los hechos.

Mario di Domenico, el hombre encargado de hacer disfrutar a las damas de una noche en la ópera. Sobre todo en el descanso.

5 comentarios:

Victoric dijo...

Perfecto, esto me ha recordado a la de rutinas que he podido sacar de la revista Rolling Stones (gracias) y por cierto tu opener romantico directo tiene muuuuchisimas mas utilidades que de opener, thanks por todo.

P.D: Estoy escribiendo desde mi ipod touch os lo recomiendo sobretodo si lo liberais (si el ipod tambien se puede loberar).

Saludos...

Seriak dijo...

Ya me contarás que tal ha entrado tu nueva historia-rutina sensual. Tiene una pinta descomunal.

Un abrazo.

Impacto dijo...

Mario, me encanta leer tu cosas porque siempre se nota que estás jodidamente enamorado de las mujeres. Las adoras tal y como son. No cambies eso nunca.

Mario di Domenico dijo...

Para el que no se sitúe, el abridor del que habla Visctoric consiste en decirle a una chica que te parece auténtica y que quieres conocerla. Como bien dice Victoric tiene mucho más recorrido. "Auténtica" es una palabra que una mujer nunca se casa de oír.

Ja, ja mi iPod es un nano de los de la primera generación. Funciona como el primer día pero me temo que se ha quedado algo anticuado.

Seriak me alegra que te guste la rutina. Ya te contaré cuando esté más rodada.

Impacto lo que dices es una gran verdad, un PUA es una persona enamorada hasta lo más profunda de las mujeres. Yo también espero no cambiar nunca mi amor por ellas.

Anónimo dijo...

Después de un tiempo de leer bastante, y con algo de práctica gracias a Zan, Juggler y otros PUAS que no se valen de tanto artificio para quedar con una chica o hacer un cierre, me pude dar cuenta de que si uno hace un buen juego, provoca las sensaciones correctas todo se simplifica. No hace falta hacer un juego de opciones, ni correr alguna rutina, es algo fantástico cuando sale bien...

Gracias