L'Atelier, en francés estudio, es el reducto más íntimo de los artistas. Un lugar de creación al que acceden las personas más próximas al artista con un simple fin: disfrutar del arte.
Escogí este nombre porque reflejaba la esencia que quería transmitir al blog. La seducción puede analizarse de muchas maneras y yo buscaba darle un enfoque artístico.
Con L'Atelier pretendo un modelo de seducción emocional, natural y en femenino. Emocional porque prefiero hablar del seductor como un artista que como un ciéntifico. No niego que la seducción pueda ser una ciencia, sencillamente me estimula más verla como el arte de estimular a las mujeres. Natural porque es esa la escuela a la que pertenezco. Una escuela que me enseña a mejorar en mis habilidades sociales en lugar de trucos quasi-esotéricos para engañar a las mujeres. Y en femenino porque a mi lo que me importa es la mujer y su mundo. Los gurús y sus guerras no ocupan espacio en mi vida.

lunes, 31 de marzo de 2008

Un dolor que acabas amando


Con el cuerpo machacado por un día intenso de surf, disfrutando por igual de un buen trago y de algunas de las mujeres más fantásticas que había conocido en mucho tiempo comentaba con un instructor de surf lo duro y cansado que es remar con la tabla hasta donde coger las olas. Él suspiró, me dijo que a él también le parecía insufrible pero que era un dolor que acababas amando.

Sucede lo mismo con la seducción. Hay mil momentos en la seducción que son duros. Está el miedo a abordar del que nunca te consigues desprender del todo, están esas mujeres que sabes que son sensacionales pero que parecen estar dispuestas a arruinarlo todo, están esas noches horribles en las que nada sale bien, los fracasos...

Muchas veces ves una chica y te gustaría conocerla pero dices ahora tengo que acercarme, proyectar un good vibe, iniciar una conversación que le resulte atractiva, empezar a hablar en yo, escalar y todo eso sin pensar en que la chica se ponga tonta y ralentice todos los avances. En esos momentos piensas ¿no hay un atajo para todo éso?

Pues no, no lo hay. Es como cuando en el surf después de coger una ola te ves de nuevo en la orilla, entonces te giras y ves que te tienes que volver a meter muy adentro y piensas ¡que pereza volver a nadar hasta dentro otra vez! Pero lo acabas haciendo porque es un dolor que has acabado por amar.

Seducir una mujer es un proceso durante el cual puedes llegar a pasarlo muy mal. Pero esos momentos muy duros son parte de la seducción. Yo soy el primero al que le gustaría desprenderse de todos esos malos ratos, pero sé que no puedo porque sé que son como los besos y las caricias: una parte del juego.

Cuando pases por una de esas situaciones críticas procura mantener la calma. No te desesperes. Hasta el mejor seductor del mundo tiene momentos de sufrimiento. Simplemente no te pares, ignora todo ese sufrimiento. Es parte del juego así que ni te detengas ni te lamentes.

Cuando estás con una mujer maravillosa ¿quién se acuerda del miedo a bordar? ¿quié se acuerda de tus fracasos? ¿Quién se acuerda de los malos momentos?

La seducción es dura. El dolor nunca se va pero es un dolor que llegas a amar porque sabes que es parte de un juego que te encanta.

Cuando remas mar adentro no piensas en lo mucho que te duelen los brazos porque sabes que cuando cojas la ola te vas a sentir en la gloria. Sabes que si quieres hacer surf tienes que remar antes, es parte del juego. Es un dolor que acabas amando.

Un abrazo, MdD

Como canción he estado dudando hasta última hora entre dos de Mika Relax, take it easy (Relájate, tómatelo con calma) y Grace Kelly. Me he inclinado por esta última porque trata de una mujer (u hombre gay) que sufre porque no es suficientemente amado pero lejos de hundirse se lo toma con optimismo.

12 comentarios:

Classic dijo...

Pues si tienes toda la razón.

Muy buen post, me has convertido en un lector asiduo de tu web.

Un abrazo y a seguir asi.

Seriak dijo...

Otra gran entrada, Mario. Real como una patada en las pelotas. Que tengas muy buenas olas en la temporada de sol.

Mario di Domenico dijo...

Classic bienvenido como lector asiduo, espero que pases un buen rato en L'Atelier.

Seriak muchas gracias por tu comentario. Desgraciadamente ya estoy de vuelta en Madrid lejos de las olas, a ver si me puedo escapar un fin de semana ahora que llega el buen tiempo.

Cyberprimo dijo...

fenomenal el post me recordo esa frase de: "Sólo una cosa convierte en imposible un sueño: el miedo a fracasar." (Paulo Coelho)

Sin duda es muy gratificante al caer la noche y nacer el alba hacer el recuento y darse cuenta de lo bien que se la a pasado uno de reirse por que entro uno como con cierto miedo o duda al set pero que la logro uno librar , aunque como en todas las cosas la rachas malas aparecen pero igual se aprende , la medicina aqui es tomarselo todo con buen sentido del humor XD.

Un saludo tio , tu blog es por demas bonito he inspirador, ya se me esta volviendo adiccion leer buen material.

Filósofo dijo...

Muy buen artículo Mario. Me gustaría hacer un comentario:

Creo que las frustraciones y decepciones en la seducción son debidas (en gran parte) a querer imponerse unos resultados “numéricos” y querer estar siempre cumpliendo esas expectativas.

El problema está en que nos creamos nuestro papel de seductor, con lo que siempre vamos a tener que estar demostrando a los demás (y a nosotros) lo buenos y valiosos que somos y el éxito que tenemos. Creo que el buen seductor nunca debe buscar validación, porque ello significa que lo que los demás opinen de él es más importante que lo que él opine de sí mismo.

No debemos buscar la alabanza. No nos aporta ningún beneficio a nivel personal ni en la seducción.

Creo que el secreto está en tomárselo como un juego y como un proceso continuo de mejora personal. Cada vez que algo no nos sale como esperábamos hay que tomárselo como un proceso de aprendizaje.

Repito: no hay que demostrar nada a nadie!!

Mario di Domenico dijo...

Vuestros comentarios son muy buenos y estoy muy de acuerdo con lo que decís.

Me acordado de un pasaje de El método/the game en que Style lamenta tener que usar tantos trucos para poder conocer a las chicas, que le gustaría acercarse a una chica y conocerla sin más.

Ese es el espíritu de este artículo. Muchas veces ves una chica y te gustaría conocerla pero dices ahora tengo que acercarme, proyectar un good vibe, iniciar una conversación que le resulte atractiva, empezar a hablar en yo, escalar y todo eso sin pensar en que la chica se ponga tonta y ralentice todos los avances. En esos momentos piensas ¿no hay un atajo para todo éso?

Pues no, no lo hay. Es como cuando en el surf después de coger una ola te ves de nuevo en la orilla, entonces te giras y ves que te tienes que volver a meter muy adentro y piensas ¡que pereza volver a nadar hasta dentro otra vez! Pero lo acabas haciendo porque es un dolor que has acabado por amar.

Anónimo dijo...

amigo mario muy bueno tu blog ni que decir de tus comentarios y articulos, la verdad muy buenos. Creo que en la seduccion en ocasiones como las que tratas en el articulo vale una frase de una cancion de sabina, que no vendan rosas sin espinas, aunque lo mejor seria sin espinas. saludos y gracias por escribir

linze dijo...

¡Wooooo! ¿Qué pasa, crack?
Hace tiempo que tengo tu blog en mi lector y sigo tus comentarios.

Me gustaría ver si un día de estos podrías destripar más tu concepto de "Buen rollo". Lo veo muy característico de ti y no termino de concretarlo.

Un abrazo por detrás,
Instinct

Mario di Domenico dijo...

¿Qué tal instinct? Dame algo de tiempo con del buen rollo porque ahora estoy con muy poco tiempo para escribir. Entre tanto te tendrás que conformar con un capítulo del minicurso Juggler en que Wayne habla de good vibe (buen rollo)

un abrazo

Franky Molotov dijo...

Wenas, llevo tiempo leyendo tu blog y me encanta, he aprendido muchas cosas que espero que me vallan empapando de experiencia y creo que eres un gran modelo a seguir como persona. No pareces el típico Aven de 'soy lo más y nada puede fracasar'.

Puede que por la razón de que yo también hago algo de surf este haya sido el artículo que me ha 'tocado' a escribirte un comentario aunque el de 'Como enganchar los sets?' también era muy bueno y en fin, hay por ahí perlitas que también merecen un comentario de vez en cuando.

Un abrazo, sigue así.

Voivodo dijo...

Hoy es uno de esos dias en que necesito leer cosas así, qué desastre lo de ayer, qué desatre...

Gracias Mario

Voivodo dijo...

Joer, este miercoles he tenido en mi mano el poder liarme con la chavala de la que hablaba en el comentario anterior (y por estupido no lo he hecho xo eso es otra historia)...

ahora que pienso lo mal que lo pasé, es una chorrada y sí, es un dolor que se puede terminar amando.

Que vaya bien Mario y gracias!!